Check the new version here

Popular channels

El traumático encuentro íntimo de un joven

El traumático encuentro íntimo de un joven con la mujer de "tres senos"

Su nombre es Michael Squier. Se conocieron online y acordaron un encuentro sexual. La experiencia no fue del todo agradable para el joven



Un joven mantuvo una traumática experiencia sexual con Tridevil, la joven norteamericana que asegura haberse implantado un seno extra y detalló los pormenores a un diario británico. Se trata de Michael Squier, de 18 años, quien comenzó a tener conversaciones cada vez más hot con la mujer que nació bajo el nombre de Alisha Hessler, pero que después del agregado quirúrgico cambió su identidad.

Squier y Tridevil comenzaron a chatear mediante redes sociales e intercambiaron sus experiencias fetiches. Luego de entablar varias conversaciones y conocer casi todos los secretos íntimos el uno del otro, decidieron dar un paso más y trabar un encuentro



Al llegar a la casa de Tridevil, la mujer le ordenó tirarse a dormir en la casita del perro y colgarse un collar canino que llevaba inscripta la palabra "esclavo". Squier no entendía demasiado, pero continuó con los pedidos de la mujer. Las horas siguientes fueron peores y nunca las olvidará: vivió en constante miedo a los golpes y durante uno de los encendidos pasajes de sexo Tridevil comenzó a tatuar el pecho del joven con un cuchillo: comenzó a estamparle su nombre. "No paraba de gritar cuando lo hizo", contó y agregó que ella no se detenía y le decía mariquita" cuando pedía que se detuviera, relató al diario Mirror.



Al llegar a la casa de Tridevil, la mujer le ordenó tirarse a dormir en la casita del perro y colgarse un collar canino que llevaba inscripta la palabra "esclavo". Squier no entendía demasiado, pero continuó con los pedidos de la mujer. Las horas siguientes fueron peores y nunca las olvidará: vivió en constante miedo a los golpes y durante uno de los encendidos pasajes de sexo Tridevil comenzó a tatuar el pecho del joven con un cuchillo: comenzó a estamparle su nombre. "No paraba de gritar cuando lo hizo", contó y agregó que ella no se detenía y le decía mariquita" cuando pedía que se detuviera, relató al diario Mirror.
0
0
0
0No comments yet