El volcán Ontake despertó sin aviso y mató a decenas de pers

El volcán Ontake despertó sin aviso y mató a decenas de personas en Japón


Rescataron 36 cadáveres de senderistas que fueron sorprendidos por la erupción en la ladera. La concentración de azufre en el aire impide las tareas de rescate a sólo 100 kilómetros de Tokio



Las operaciones de rescate en el volcán japonés Ontake, cuya repentina erupción el sábado causó al menos 36 muertos, fueron suspendidas el lunes por la tarde debido a la fuerte concentración de azufre.

Los 1.160 socorristas de los servicios de la policía, bomberos y grupos de defensa civil, que por la mañana habían reanudado las operaciones en la cima de la montaña, emprendieron el regreso.

"Encontramos cinco personas más con un paro cardíaco en la montaña", dijo a la AFP un vocero de la policía de la provincia de Nagano, donde está el volcán. Los socorristas hablan de "paro cardíaco" para designar a las víctimas que ya no presentan ningún signo vital.
Las autoridades utilizan habitualmente ese término a la espera de que los médicos certifiquen los decesos.

Una fuente militar dijo que 63 personas fueron heridas, muchas de ellas, de gravedad.

"Todavía sigue saliendo mucho humo" del cráter, dijo un responsable de la prefectura de Nagano, poco antes de que se suspendieran las tareas de socorro.