El volcán Villarrica enciende otra vez las alarmas en Chile



Este preocupante resurgimiento en la actividad del volcán obligó a las autoridades a mantener aislada una zona en torno al macizo.

El Villarrica hizo erupción el 3 de marzo pasado con destellos de lava y expulsión de material incandescente, cenizas y gases hasta una altura de unos seis kilómetros.


Sin embargo, luego entró en pausa hasta las últimas horas del martes pasado, cuando los especialistas volvieron a detectar una mayor actividad.




"No se puede descartar que esto escale hacia un pulso eruptivo, pero en general el escenario futuro contemplado para esta situación es algo del estilo no superior a lo que ocurrió el 3 de marzo", aseguró Rodrigo Álvarez, jefe del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin).

Las autoridades realizarán un sobrevuelo durante las próximas horas para definir eventuales medidas que se podrían adoptar por la actividad de las últimas horas del macizo, ubicado a unos 750 kilómetros al sur de la capital Santiago.

El volcán, uno de los más activos de Sudamérica, tiene una altura de 2.847 metros sobre el nivel del mar y un cráter de 200 metros de diámetro. La última vez que había entrado en erupción fue en el año 2000.

En Chile, hay unos 2.000 volcanes, de los cuales 91 están activos, y posee la segunda cadena volcánica más grande y de mayor actividad del mundo después de Indonesia.