About Taringa!

Popular channels

Ella es tan cargosa volvió con todo

Gran regreso de Ella es tan cargosa con su cuarto trabajo


El pop de Ella es tan cargosa, el trío folklórico Correa, Mielgo, Condomí, el power trío Treip y los Renegados del Diablo y el regreso del rock de La Caverna integran las novedades discográficas de esta semana.



ELLA ES TAN CARGOSA, “POLOS”
Cuarto disco de una de las bandas que mejor trabaja el género de canción rock, con un sonido que remite a Los Beatles, pero también a Bob Dylan, los Byrds, Tom Petty y Ryan Adams, incluyendo elementos del country y del folk.
La banda integrada por los hermanos Rodrigo y Mariano Manigot, en voz y guitarras, Ildo Baccega en guitarras, Pablo Rojas en batería y Miguel Bassi en bajo, forma parte de un interesante lote cancionero con Estelares, Superlasciva, los Tipitos, que mezclan la canción rockera al estilo anglo con su ADN bien argentino.
Los Cargosa son amantes del tango, de los poetas tangueros como Homero Manzi y Homero Expósito, entre otros y ese sabor también se puede encontrar en este álbum, que tiene sin dudas una impronta harrisoniana.
El disco abre con la mezcla exacta en “Ya ni yiro”, una linda abertura, que tiene continuidad en la exquisita en “En Redondel”, donde Rodrigo Manigot defiende su amor a toda costa, con emotivo solo de guitarra hacia el final.
“La banda de sonido de tu vida” es otra de las joyitas del disco, con su sentida letra y el aporte guitarristico de Julián Kanevsky y Martin Pomares, además de los teclados de Germán Wiedemer, que fue el productor del álbum.
“Pueblo fantasma” es una preciosa balada lennoniana, en donde Manuel Moretti acompaña a Manigot en las voces, y hacen que la canción parezca cantada por Lennon y Elvis Costello, además de la gran labor de las guitarras.
“Tu mentirosa verdad” remite más al brit pop de los ’90, con la banda desplegando todo su juego, mientras destacan los arreglos de Constanza Manigot, una de las voces femeninas más interesantes de la zona Oeste del conurbano.
“Hoja en blanco” arranca con muy bonitos acordes del piano y remite inmediatamente a la invasión británica de los 60, encuentra prolongación en un interesante arreglo de guitarra para permitir el brillo de la lograda letra.
“Blackout” arranca más rockero, con la participación de Kanevsky y tiene la crudeza de retratar el momento en que la mezcla de alcohol y drogas borran de la memoria de una persona, alguno de sus momentos más crueles, como en la película de Abel Ferrara.
“Paz” tiene una influencia beatlesca desde el piano, mientras Bacega, Manigot y Kanevsky se reparten los mejores juegos de la guitarra hasta que Maxi Tym, guitarrista de Guasones, mete unos notables acordes de pedal steel, que le dan aires dramáticos y country a la canción.
El disco cierra con dos hermosas canciones como “Eso de vivir y de soñar”, con una lograda letra y un gran trabajo instrumental, mientras que “Las Flores” es un medio tempo muy rico en su melodía y su lírica.


CORREA-MIELGO-CONDOMI, “AIRE”
De la mano de un cancionero nativo que combina en bello equilibrio canciones propias con piezas rigurosamente seleccionadas y visitadas y que añade el aporte de notables invitados, el flamante álbum del trío Correa, Mielgo, Condomí constituye una experiencia musical para el regocijo.
Proponer música folclórica abordada en su mayoría de manera instrumental sigue siendo una rareza y un riesgo dentro de los cada vez más acotados parámetros que rigen al género, pero el guitarrista Samy Mielgo y el violinista Quique Condomí continúan apostando al formato de trío con piano (que en anteriores dos placas contó con Lilián Saba y Exequiel Mantega) para proponer un discurso propio, audaz y atractivo.
Ahora con Eduardo Correa sobre las teclas, el conjunto toma “Aire” y regala un trabajo donde parece haber logrado plasmar un discurso estético de mayor contundencia que abre con una extensa y sentida cueca que da nombre al disco y que es la única pieza firmada por el violinista.
El guitarrista aporta la bella zamba “El cielo de Buby” y el pianista la fresca canción “En casa” y la “Milonga para Oscar” que remata el repertorio de 12 obras, pero además ejecuta el acordeón en “Mi pequeño amor”, de Ramón Ayala.
De esa recorrida destaca la seguidilla que va entre los tracks 3 y 6 al cultivar la cueca para “La bolivianita” (sumando la percusión de Facundo Guevara) y para versionar “La arenosa”, el clásico de Leguizamón-Castilla, también allí aparece una feliz aproximación a “Cuando”, la estupenda canción de Jorge Fandermole que suma el contrabajo de Horacio “Mono” Hurtado, la percusión de Germán Gómez y la dulcísima voz del santiagueño Raly Barrionuevo y una gran visita a “Con los primeros pájaros de la mañana”, del entrerriano Carlos “Negro” Aguirre en donde participan Hurtado y Guevara.
Esos aportes circulan también en al aire de chacarera de “Te voy a contar un sueño”, de Jacinto Piedra, para el que Gómez canta y bate parches, mientras que Laura Albarracín entona con solvencia la zamba “Tristecita igual”.


TREIP Y LOS RENEGADOS DEL DIABLO, “GRANDES EXITOS”
Primer disco de este power trío de la Zona Sur del conurbano bonaerense, que con mucha personalidad, se mete en terrenos del rock alternativo en este “Grandes Éxitos”, editado en forma independiente y autogestionada.
El grupo esta formado por Triep en guitarra y voz, Nicolás Romano en bajo, Diego Juantorena en batería, y abre el disco con un instrumental bien funky-metalero.
La sigue con “Atrayente estupidez”, donde sale a la luz todo el poderío del grupo y su búsqueda estilística, su decisión de navegar en todos los ritmos, como en “Tijeras” que comienza de manera electrónica, hasta que la tracción a sangre va ocupando todos los canales, y la banda se desplaza hacia terrenos más hard rockeros que recuerdan a Jane’s Adicction.
“ADN” abre al re palazo, con un groove notable de la base Romano-Juantorena, mientras Triep entra y sale con un riff pegadizo, mientras que “ADN” comienza con un sintetizador saturando un riff y la guitarra toma caminos más funky, sobre otro lindo groove, para recordar una noche negra.
“Rutina dominical” vuele por el camino de un hard rock más valvular, con aires ruteros, casi con sonoridades stoner, con buenos resultados, mientras que “No esta mal”, tiene una crudeza grunge y el sonido del trío se engorda con un buen trabajo del bajo y los riffs de la guitarra.
“Cliche” tiene un arranque con acordes lentos de guitarra y se va transformando en una lavada funky, muy tranquila, con la voz bien gastada y cachonda, mientras que “Proyecto diario” mezcla el blues y el funky en un sonido más tradicional, que queda de lado cuando comienza “No igual” que vuelve al sonido funky-metalero al estilo Chilli Peppers.
“Lo que nunca prometeré” entra en un camino más salvaje, casi punk, con la guitarra azotando electricidad. El funky más bailable, más negro surge en “Perjudicial sabiduría”, mientras que el cierre es más cercano al hard rock con “Sin saberlo”.


LA CAVERNA, “POSGUERRA”
Tras cinco años sin novedades, La Caverna presenta su nuevo registro discográfico "Posguerra", que acentúa un proceso ya puesto en marcha con el álbum "A la sombra del por qué", donde distintas sonoridades se fusionan relegando al rock como género puro.
El disco transcurre entre algunos rocks clásicos como el tema que inaugura el álbum, "Hombre de humo" y aires norteños de "La canción que precisaba", que cuenta con la participación de Carlos Flores en quenas, zampoñas, charango y percusión.
Con un aire más denso y Silvio Pellis como guitarrista invitado asoman los acordes de "Nacer para vivir" pero "Posguerra" apuesta a más y va por el reggae de "Cielo opaco", un costado más pop en "Milagro de otoño" y el ska que manda en "Los negadores", entre fusiones.
De este modo las diez canciones que integran "Posguerra", sintetizan un trabajo fresco y variado, que continúa la línea ecléctica de registros anteriores y la se abre a los géneros.
El disco, escrito por el baterista Juano Falcone y compuesto musicalmente por el cantante Diego Faucique, contó con la participación de Julia Casale en congas, Camilo Carranza en chelo y viola en "Las montañas de mi lado" y Luis Aceto en flautas y trombón.
Integrada por Diego Fauci (voz, guitarra, percusión), Juan Falcone (batería), Nicolás "Tierra" Nieto (bajo), Facundo Ferreyra (teclados y coro), Juan Manuel Candali (saxo tenor), Gastón Peñalva (trompeta) y Román Kudric (percusión), la banda se formó en el barrio de Gonnet, La Plata, en 2000.
El septeto cuenta con cuatro álbumes de estudio: el debut lanzado en 2003 y titulado "Una revancha en cada herida" que refleja un rock desnudo y sin mucha vuelta, "Un nuevo motor" (2005), "A la sombra del por qué" (2009) y "Posguerra".


Me hablaron de Let it Be yo hablaré de redondel



link: https://www.youtube.com/watch?v=5muolx9ynPA
0No comments yet
      GIF