Check the new version here

Popular channels

En Córdoba, hay 62 mil jóvenes sin trabajo

LA DECADA GANADA CON MAS TRABAJO PARA TODOS Y TODAS, TENEMOS PATRIA.

En Córdoba, hay 62 mil jóvenes sin trabajo
El 20 por ciento de los menores de 25 que buscan empleo no lo consiguen. Para peor: el 54 por ciento de los que están ocupados trabajan en negro.



El desempleo joven en Córdoba llegó al 20 por ciento en el último trimestre de 2013, según datos del Observatorio Laboral de la Agencia de Promoción del Empleo y la Formación Profesional de Córdoba.

Este registro, presentado en los debates legislativos previos a la sanción de la ley que fijó como política de Estado al Programa Primer Paso, duplica la tasa de desempleo general y representa un universo de 62.100 jóvenes, menores de 25 años; mientras que los ocupados, según esa medición, eran 244.100.

El problema, para este segundo grupo de jóvenes con empleo, es la enorme proporción de trabajo no registrado, irregular o en negro: el 54 por ciento en el Gran Córdoba y el 65 por ciento en Río Cuarto, las capitales donde se desglosa el dato.

La estimación de población urbana joven en Córdoba, para finales del año pasado, era de 561.400 personas en la franja etaria 16/25 años. De ese total, 255.200 eran inactivos (y no cuentan para las estadísticas de empleo). Los que sí buscaban empleo (activos) eran 306.200.

Este conjunto estadístico se desgranó como uno de los fundamentos principales para darle garantías de ley y seguir invirtiendo desde el Estado en promoción del empleo joven, un plan que insumió 210 millones de pesos este año y que en 2015 recibirá aportes de 240 millones (se elevaría el monto de las becas).

Mejor que el país. El desempleo joven no es un problema patentado en Córdoba. De hecho, en el contexto nacional la provincia es una de las mejor paradas. Un estudio del Ieral de Fundación Mediterránea destaca que en el primer semestre de 2014 Córdoba fue la provincia que más incrementó su tasa de empleo en la franja etaria 18/24 en relación al primer semestre de 2011: 7 puntos porcentuales (pasó del 41 al 48 por ciento), y fue la que más contrajo el desempleo juvenil: también 7 puntos (23,4 a 16).

Para el Ieral, estos mejores resultados de Córdoba “se encuentran apoyados por instancias de cooperación público-privada para la inclusión de jóvenes al mundo laboral, del cual el PPP es un buen ejemplo. Esto constituyó un fuerte aliciente para atacar la problemática, aun frente al contexto de una escasa focalización de programas nacionales en la jurisdicción”.

El presidente de la Agencia, Juan Grosso, entiende que en el segundo semestre pueden haber caído algo los índices: “El contexto recesivo, que comenzó a impactar con suspensiones y despidos en el empleo, tienen que haber deteriorado la situación, aunque aún no tenemos una medición”.

Los ex PPP están mejor. La Corporación Andina de Fomento (CAF) realizó una medición del impacto del Programa Primer Paso (PPP) en el tiempo. El estudio aún no está completo, pero ya se conocieron los primeros resultados de encuestas mellizas a jóvenes que tuvieron el beneficio y a otros que no. Y la conclusión inicial del trabajo es que la experiencia en el PPP reduce un 10 por ciento el desempleo juvenil en el mediano plazo (a 12 meses de terminado el plan), al tiempo que mejora la calidad del empleo (mayor porcentaje de formalidad) y tiene mejor paga.

El mayor impacto se registra en la población de varones, de nivel socioeconómico medio-bajo y que no completaron la secundaria.

Desde el año 1999, pasaron por el PPP 100 mil jóvenes, que pasaron por una red de 50 mil empresas. Según los datos del programa, el 72 por ciento de los jóvenes que hacen la experiencia permanece en la empresa al término de la beca.

Según entiende Juan Grosso, presidente de la Agencia de Promoción del Empleo, esta es la “razón de ser” del programa: “Ayudar a los jóvenes que tienen dificultades para entrar al mundo laboral de manera que puedan arrancar por la puerta de la formalidad”.

---

Opinión: Juan Grosso, Presidente de la Agencia de Promoción del Empleo

Entre Todos.


La conversión en leyes del Programa Primer Paso (PPP) y las Becas Académicas, cierran una meta que este Gobierno tiene desde 1999, cuando José Manuel de la Sota asumió su primer mandato: la inclusión desde la educación y el trabajo. Desde ese momento y hasta la actualidad, se han profundizando esas políticas, con el Boleto Educativo Gratuito, el Programa Confiamos en Vos y las ya casi 500 nuevas escuelas.
Desde ahora estos programas formarán parte de la vida cotidiana de todos los jóvenes cordobeses que quieran trabajar y estudiar, de las empresas que los reciben y capacitan, y de las universidades que imparten conocimientos todos los días.
Estas Leyes fueron el fruto del esfuerzo de un gran trabajo en equipo, no sólo de quienes conformamos la Agencia de Promoción del Empleo y Formación Profesional, sino de las distintas comisiones de la Unicameral, que despojándose de egoísmos partidarios, aportaron sugerencias de mejora, debatieron en detalle y consensuaron ambas leyes, recibiendo el apoyo masivo de los representantes (aún con sus recaudos), fortificando en los hechos la institucionalidad de la Provincia. Demostramos que en el diálogo y en la propuesta de ideas, es posible acordar hacia el futuro.
Nos tenemos que acostumbrar a generar políticas de Estado, y no a comenzar de nuevo cuando llega cada gobierno al poder.
Esta gestión deja para Córdoba una política de Estado por la cual ya pasaron más de 100.000 cordobeses y 50.000 empresas, transformándose en un hito en la política hacia los jóvenes.
Y eso, sin ninguna duda, era para festejar entre todos con papelitos.
0
0
0
0
0No comments yet