"En drogas, la Argentina dejó de ser un país de tránsito"

"En drogas, la Argentina dejó de ser un país de tránsito"
Eugenio Burzaco, ex jefe de la Policía Metropolitana, propuso la creación de una oficina nacional de lucha contra el crimen organizado. De nuestro enviado especial Marcelo Aguaysol.
La advertencia caló hondo entre los empresarios que asisten al 50 Coloquio de IDEA, en Mar del Plata. Si la Argentina no combate en serio el avance del narcotráfico, está muy cerca de caer en un escenario similar al de Colombia y México, porque “dejó de ser un país de tránsito para convertirse en otro de producción y de alto consumo”. La afirmación corresponde a Eugenio Burzaco, ex jefe de la Policía Metropolitana.

Burzaco, coautor del libro “El poder narco”, junto con el politólogo Sergio Berensztein, sostiene que las estadísticas muestran esta tendencia peligrosa para la Argentina. Por esa razón, propuso la creación de una Oficina Nacional de lucha contra el crimen organizado que no sólo ataque al narcotráfico, sino también a la trata de personas, de armas y al lavado de dinero.

“Tenemos que actuar sobre los bienes de los narcos, golpearlos donde más le duele”, expuso el especialista durante el panel “Narcotráfico: de la noticia a la acción”. Burzaco cree que es fundamental una legislación que tienda a regular el control del espacio aéreo y profundizar las tareas de inteligencia que hoy, de acuerdo con su perspectiva, “está segmentada en varios organismos que ni siquiera comparten la información”.

Según el CEO de Seguridad Integral Templar, hubo aportes a las campañas políticas, con dinero del narcotráfico, en las dos últimas elecciones nacionales y en varias a gobernador, sin identificar los distritos. En esta ciudad, se mostró preocupado por lo que denominó “fronteras blandas” de la Argentina y por la falta de radarización que genera un “espacio fácil para el acceso de la droga y de armas”.

Consideró que el avance de la droga hizo crecer la tasa de delito y de violencia en la Argentina. “En Rosario, por caso, la tasa de homicidios es más alto que en Bogotá, Ciudad de México o San Pablo, con peleas entre grupos narcos para dominar el territorio”, expuso.

Según el experto, el crecimiento de la droga también juega un rol importante en las economías regionales donde desplaza a la economía formal. “También coopta jueces, policía, políticos, empresarios, porque es parte de su operatoria y pone en riesgo la soberanía estatal”, agregó. Burzaco finalizó diciendo que se está a tiempo de actuar en este flagelo, con el solo hecho de poner en primer lugar de la agenda de discusión y hacernos cargo del problema.