Check the new version here

Popular channels

En Santiago del Estero, ¿Hubo violación?

El hecho sucedió en una vivienda del barrio Mariano Moreno, séptima ampliación. La mujer y una amiga habían estado bebiendo con el muchacho.



Dos jóvenes amigas de 25 y 27 años se divirtieron ayer durante varias horas en un local bailable del Puestito de San Antonio, en el sur del departamento Capital. El baile y el momento ameno de las chicas fueron intercalados por varios tragos de bebidas alcohólicas. Todo fue alegría.

Alrededor de las siete de la mañana emprendieron el regreso. Comenzaron a caminar por la calle Leopoldo Lugones hacia el norte. En esa circunstancia las alcanzó un joven amigo de una de ellas. Se movilizaba en una motocicleta y se ofreció a llevarlas. Las jóvenes, una de ellas alquila una casa en el barrio Mariano Moreno, séptima ampliación, y la otra reside en el barrio Rivadavia, ascendieron con gusto para evitar una larga caminata o el gasto de un remís.

En el camino, los tres conversaron y convinieron quedarse en la vivienda de la joven, oriunda de San Pedro de Guasayán, que alquila en el Bº Mariano Moreno.

Una vez instalados en la casa, conectaron un equipo y escucharon música. Compraron una botella de fernet y comenzaron a compartirla.

El abundante consumo de bebidas alcohólicas hizo mella en el físico de las mujeres, a tal punto que a partir de determinada hora no recuerdan nada. Alrededor de las diez de la mañana, una de ellas se despertó y advirtió que estaba en la habitación sobre una cama. Al mirarse comprobó que estaba totalmente desnuda y a su lado se encontraba el joven que las había llevado en la moto, también sin sus prendas de vestir.

La joven de 24 años comenzó a gritar y despertó a su amiga, quien se había quedado dormida en el sillón del living.

La chica desnuda sufrió una crisis de nervios y de llanto, por lo que tuvo que ser trasladada al hospital Regional, a raíz de la descompensación. Mientras tanto, el joven se vistió y se retiró de la casa en su motocicleta.

“Yo no lo invité a que se acostara conmigo”, manifestó la joven. Sin embargo, ambas chicas reconocen que hay cosas que no recuerdan por el estado de ebriedad en el que se encontraban.

El hecho generó la intervención de la Comisaría 45ª. Una vez que la paciente fue compensada en el centro de salud, los uniformados trasladaron a las chicas a la dependencia policial, donde contaron lo que había sucedido.

Los efectivos realizaban ayer el procedimiento de rigor para determinar la gravedad del hecho, revelaron fuentes policiales.
0
0
0
0No comments yet