Check the new version here

Popular channels

En Venezuela, las iglesias cambian el horario de las misas p

En Venezuela, las iglesias cambian el horario de las misas por los casos de inseguridad

Asaltos en plena ceremonia, robo de autos y extorsiones... episodios comunes para curas y fieles. Cansados de tanta injusticia, decidieron tomar medidas drásticas. "Perdí la fe", dice resignado un sacerdote






"La delincuencia nos ha obligado a replantear el horario de las misas. Antes, los domingos, las teníamos a las 7:00 y a las 9:00 de la mañana, a las 5:00 de la tarde y a las 7:00 de la noche. Ahora, serán a las 7:00, a las 9:00 y a las 11:00 de la mañana y a las 5:00 de la tarde", informa.

"Sonará a antítesis, pero él, sacerdote, perdió la fe. No en Jesucristo, su Señor y redentor, sino en la institucionalidad y, Ave María Purísima, en la Justicia venezolana. A eso lo ha llevado, en un ejercicio de pragmatismo y desprovisto de todo dogma, la realidad que vive junto a su rebaño: las fauces de la delincuencia", narra el periódico Correo del Caroní.

Es que los fieles y el propio cura están cansados de ser blanco fácil de la delincuencia. El hecho más reciente sucedió el sábado pasado, cuando al final de una misa y antes de una boda, dos invitadas fueron sorprendidas por unos ladrones, según confirmó Carlos Devera, párroco de la iglesia Virgen del Valle, en Puerto Ordaz.

"LLEGÓ UN MOMENTO EN EL QUE PERDÍ LA FE. PARECE QUE LOS FUNCIONARIOS SÓLO SE PREOCUPAN POR CUIDAR A LOS QUE LES PAGAN"

"La delincuencia nos ha obligado a replantear el horario de las misas. Antes, los domingos, las teníamos a las 7 y a las 9 de la mañana, a las 17 y a las 19. Ahora, serán a las 7, a las 9 y a las 11 de la mañana. La más tarde, será a las 17", informó el cura.

"A mí me habían robado antes, y denuncié tanto y nadie hizo nada, hasta que llegó un momento en el que perdí la fe. Parece que los funcionarios sólo se preocupan por cuidar a los que les pagan", dice resignado. "Me robaron en junio y me quitaron el celular. Me dijeron que no les viera la cara porque, si no, me mataban. También ha pasado que durante las misas abren los carros para llevarse lo que está adentro o se roban las baterías, y hasta un carro se llevaron", agrega indignado.


Cansado de no tener respuestas, tomó sus propias medidas. La más drástica: la eliminación de la misa dominical de las 19, cuando ya bajó el sol.

"No sé si pedir respeto sea adecuado, porque esta sociedad cada vez está más de espaldas a Dios. Ni qué decir: que el Señor los (y nos) agarre confesados", concluyó lapidario.

Un estudio publicado por la firma Gallup indica que en Venezuela, calificada como la nación más insegura del mundo por el estudio, sólo el 19% de los adultos dijo sentirse seguro al caminar por la noche en su barrio, mientras el 74% desconfía de la Policía local y el 22% afirmó haber sido víctima de un hurto o tener un familiar al que le robaron dinero en los últimos doce meses.

Un informe de las Naciones Unidas asegura que "la inestabilidad política y económica en Venezuela ha contribuido a la inseguridad ciudadana" y que ocupa el segundo lugar mundial, tras Honduras, en cuanto a homicidios, con 53,7 muertes por cada 100.000 habitantes.
0
0
0
0
0No comments yet