Check the new version here

Popular channels

encuentran 15 cadaveres humanos en templo umbanda

Así fue el allanamiento a la casa del horror

Esta noche estaba prevista en el lugar la celebración de San La Muerte, a la que asistirían más de 100 personas


link: https://www.youtube.com/watch?v=57S8kyHo04k


Los hechos denunciados ocurrieron la noche del viernes, cuando un fiel del templo había concurrido a la ceremonia, y por su trabajo de gestor estaba con una importante suma de dinero en efectivo. Según su relato, durante el rito miembros de la secta notaron que llevaba el dinero y al finalizar lo golpearon hasta dejarlo inconsciente.

Según sus declaraciones, le fueron robados $11.000, un reloj, dos anillos –uno de ellos con su inicial–, su celular y otras pertenencias. Al recuperar la consciencia, huyó en su vehículo.

El operativo que se desplegó en las primeras horas de la mañana de este miércoles estuvo a cargo del comisario mayor Jorge Pissaco, jefe de la DDI de Quilmes, y el subcomisario y jefe de operaciones Néstor Ariel Muñoz.



Al ingresar al domicilio y como resultado del allanamiento se logró encontrar 15 cráneos y otras 22 piezas óseas humanas que los detenidos utilizaban en la profesión del culto. Además, se encontró un revolver 32 mm largo con municiones y, entre las ofrendas, las pertenencias tal cual fueron descriptas por la víctima: el reloj y el anillo con sus iniciales y los símbolos.

Hubo dos detenciones, pero en el momento del allanamiento no estaba el pai Walter, líder de la secta, quien se encuentra prófugo.

Una vecina que se presentó ante los medios como la mai Mari, aseguró: "Hace 9 años que me acerqué a este culto. Yo estaba muy enferma, con una gran depresión, y él me sacó a flote. Esto se lo pusieron", al defender el accionar del pai Walter.

Enrique, otro de los vecinos, se presentó como "cocinero" del templo al que hace al menos ocho años frecuenta y, según explicó, "hoy justo íbamos a festejar San La Muerte, estuve cocinando dos días y estábamos preparando comida para 100, 150 personas". Al ser consultado respecto de la forma en que se celebra, aclaró que "rezan, bailan, se toma poco, es como cualquier otra fiesta".

"Acá lo que se mata es un lechón, la cabeza queda ofrendada, las patas quedan ofrendadas y la sangre se pone arriba de las imágenes, y si hay alguno que se está iniciando en la religión, se la ponen en el cuerpo", detalló, a la vez que aclaró que "el resto de las cosas se las comen", explicó Enrique.

Por su parte, Alberto, mano derecha del pai prófugo, expresó: "Es una tristeza muy grande para los que nos reunimos todos los días en este lugar, porque para nosotros es una casa religiosa, una casa donde cada vez que nos sentimos mal anímicamente, espiritualmente, físicamente o sentimentalmente, es el lugar que encontramos para poder seguir adelante".
0
0
0
0No comments yet