Check the new version here

Popular channels

Entran a robar a la casa de una jubilada y la matan a golpes

Villa Adelina: entran a robar a la casa de una jubilada y la matan a golpes

Inseguridad. La víctima tenía 87 años y fue encontrada en su habitación, con un fuerte golpe en la cabeza. Una de las ventanas estaba forzada, por lo que el principal móvil es un asalto.



Una jubilada fue encontrada muerta hoy en su casa de Villa Adelina, partido de San Isidro. El hallazgo del cuerpo se produjo esta mañana, pasadas las 7, cuando el hijo de la mujer, que vive enfrente, vio a su madre muerta, con el rostro golpeado, en una de las habitaciones de la casa situada en La Calandria 3476.

Aunque todavía hay que esperar los resultados de la autopsia, las primeras versiones indican que tenía marcas de haber sufrido un fuerte golpe en la cabeza, lo que podría haberle causado la muerte. También se especula con que la anciana podría haber fallecido de un paro cardíaco producto del susto que le provocó el asalto.

La principal hipótesis para los investigadores es que se trató de un robo, ya que comprobaron que una de las ventanas de la casa estaba forzada. Además se encontraron con todo revuelto. Ahora buscan determinar si hay algún faltante dentro del domicilio. Según los vecinos, la mujer ya había sufrido un robo hace un mes y medio atrás.

El jefe de la Departamental, Fabián Blanco, explicó que según los primeros datos aportados por el hijo de la mujer -que estuvo con ella hasta la medianoche pasada- no falta en principio nada de valor de la casa e incluso se halló en el lugar una escopeta que pertenecía al esposo de la víctima, que murió en el 2000.

Tal como contó Clarín, el número de jubilados asesinados durante asaltos en Capital y Provincia en 2014 asusta: matan a un anciano cada cinco días en robos.

.........................................................................................................................................................

Cada cinco días matan a un jubilado durante asaltos en Capital y Provincia


En lo que va del año ya asesinaron a 41 personas mayores de 60 años. Los robos, cada vez más brutales y violentos.



“Abu: te extraño con mi vida. Capaz que soy egoísta y no te dejo descansar en paz, pero no hay un segundo que no me acuerde de vos. Estás presente ahora y siempre. Te amo con mi vida y seguimos luchando por justicia!!!”. El mensaje de Tatiana Romero en Facebook es para Blanca Troncoso. Su abuela tenía 67 años y un ladrón la mató a golpes en su casa de Florencio Varela, el 16 de marzo. Su caso se multiplicó en numerosas familias este año. Según una estadística recopilada por Clarín, hasta ayer asesinaron a 41 jubilados sólo durante robos en Capital y Provincia, lo que representa una muerte cada cinco días.

La modalidad de los asaltos a mayores de 60 años se ha tornado más violenta en los últimos años. Se trata de víctimas vulnerables, que por lo general viven solas. Los asaltantes, sin embargo, los atacan sin piedad y les propinan palizas feroces. “ ¿Vos no tenés abuelo?

”, es una de las recriminaciones que reciben habitualmente los delincuentes cuando cometen estos episodios contra los ancianos. No obstante, esto los violenta más, según han contado quienes atravesaron un hecho de estas características.

Otros han muerto por defender a hijos o nietos.

Del total de víctimas, 31 eran hombres y 10 mujeres. Siete de ellos no soportaron el mal momento y fallecieron por el miedo, por la impotencia, a causa de infartos. La mayoría de los casos mortales se registró en el Conurbano, con 21. En cuanto al resto, 16 fueron en el interior provincial y hubo 4 en la ciudad de Buenos Aires.

En Mar del Plata llama la atención el número de muertes (6): Rogelio Gentil (96), Graciela Diez (64) –los chocaron ladrones que escapaban de un robo–, Delia Sotelos (68), José Capozzolo (84), Marcelo Robbiano (78) y Alberto Peralta (75). En La Plata hubo al menos tres jubilados asesinados: Anselmo Gómez de Saravia (67), Susi Elvira García Pérez (67) y Pedro Moabro (60). En la Capital Federal, las cuatro víctimas fueron el policía retirado Manuel Enrique Romero (65), en Villa Luro; Guillermo Kallsen (84), en Barracas; Fernando Boncagni (75), en Saavedra y Orlando Bianchi (63), en Parque Avellaneda. Y el dolor de sus familias crece porque muchos de estos casos están impunes.
0No comments yet
      GIF
      New