Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?




El pasado jueves se realizó en el sector comprendido entre el triángulo Almanza, Punta Segunda y Darwin, el ejercicio conjunto Castor consistente en evaluar el nivel de adiestramiento conjunto de las Fuerzas Armadas.


El ejercicio se realizó bajo la órbita del Comando Operacional Conjunto de las Fuerzas Armadas y estuvo coordinado por el jefe del Estado Mayor de la Agrupación de Operaciones Especiales, coronel Tomás Moyano; acompañado por su jefe de Operaciones, teniente coronel Néstor Gabriel Oprandi; y el jefe de la Agrupación de Fuerzas de Operaciones Especiales, coronel Darío Aníbal Raffo Calderón.


El objetivo del ejercicio fue mostrar el adiestramiento conjunto conociendo las diferentes capacidades y el estado actual de los medios de los que cada Fuerza dispone para una operación real. Esto permite incrementar las capacidades operativas, la interoperabilidad y la aptitud del equipamiento de las Fuerzas Armadas para el accionar conjunto, como asimismo incrementar el conocimiento mutuo.


Según palabras del coronel Raffo: “La idea es que la Fuerza de Operaciones Especiales se adiestre en diferentes ámbitos geográficos y participe con distintas técnicas que aplican para cada uno y en cada situación”.




Las unidades que participaron del ejercicio fueron, por el Ejército, las Compañías de Comando 601 y 602, de Fuerzas Especiales, Apoyo Fuerzas Especiales, de Sección 4 de Inteligencia de Córdoba y Aviación (con el aporte de helicópteros). Por parte de la Armada, las Agrupaciones Buzos Tácticos, de Comandos Anfibios y Lanchas Rápidas. En tanto que por la Fuerza Aérea lo hizo el Grupo de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea y aviones C-130 Hércules.


El Comando del Área Naval Austral colaboró con los aspectos logísticos proporcionando alojamiento, medios de transporte marítimos y terrestres y equipos para realizar las actividades.


El comandante de la Fuerza de Despliegue Rápido, general Gustavo Raimondo, destacó: “El balance es positivo y se necesitaron muchos meses, gente y recursos que fueron aportados por Nación, Defensa y el Estado Mayor Conjunto. El mayor desafío es poder realizar este trabajo conjunto en el cual la Armada y el Ejército puedan trabajar para la Defensa Nacional”.




Por su parte, el segundo comandante Operacional Conjunto de las Fuerzas Armadas, vicealmirante Guillermo Uberti, realizó un balance del ejercicio expresando “no es un ejercicio común, interviene un grupo de unidades de las tres Fuerzas Armadas. Lo más importante es que no hay solamente una acción conjunta sino también un planeamiento conjunto previo”.


“Es importante que los soldados estén en condiciones de operar en forma conjunta integrada con una utilización de procedimientos comunes muy detallada. Este ejercicio es un paso más y las fuerzas conjuntas vienen trabajando desde hace décadas. Es por eso que hoy se entienden muy bien y buscan hasta el mínimo detalle en técnicas de procedimientos”, concluyó.