Check the new version here

Popular channels

Entrevista a Hermes Binner






La sospechosa muerte del fiscal Alberto Nisman irrumpió en el escenario político con una inusitada fuerza y se potencia considerando que es un año electoral. Bajo esta premisa, los precandidatos presidenciales del oficialismo optan por bajar el perfil mientras que los de la oposición apuntan a capitalizar el reclamo de la gente.

Hermes Binner, diputado nacional del Partido Socialista, no evade esa realidad y afirma que "es vital saber cómo canalizar esta protesta hacia una propuesta que signifique reavivar los reclamos de justicia por parte de la sociedad".

Pero Binner también sabe que el juego de alianzas será fundamental para imponerse en octubre. Luego del acuerdo entre Mauricio Macri y Elisa Carrió para competir en las primarias y considerando la imagen positiva de Sergio Massa, el ex gobernador de Santa Fe ve en los radicales un buen soporte.

En diálogo con Infobae, aclara que su partido "ratifica el accionar con el Frente Amplio UNEN", pero admite que el socialismo no se presentará solo con él como candidato y que una fórmula con Julio Cobos "se puede dar".

-¿Por qué fue a la marcha?

Porque es una protesta generalizada que tenía como eje la muerte del fiscal Nisman pero que también condensaba una serie de demandas de la población que ayudan al malestar que hoy vive nuestra sociedad. Nos pareció oportuno acompañar y proponer una alternativa de cambio hacia una nueva Argentina.

-¿Qué sensación le dejó?

Altamente positiva, porque se cumplieron los preceptos en los cuales se había fundado: el silencio, estar en contra de la impunidad y saber la verdad para poder realmente hacer justicia. Son cuestiones muy vinculadas que tocan a la población y llevan a una manifestación masiva como la que hemos visto ayer.

-¿Cree que la marcha fue, además de un homenaje, un mensaje para el Gobierno?

Fue un mensaje para todos porque no solamente el Gobierno tiene que hacer lectura de lo que ha pasado ayer. Es un hecho que tiene pocos antecedentes. Es un tema vital saber cómo canalizar esta protesta hacia una propuesta que signifique reavivar los reclamos de justicia por parte de la sociedad.

-Teniendo en cuenta los antecedentes de cómo el Gobierno manejó la causa Nisman, ¿cómo cree que va a reaccionar de ahora en más?

Hay dos cuestiones. Por un lado, que escuche el mensaje de la marcha de ayer. Y por otro lado dudo que tenga capacidad de reacción porque hasta ahora cada vez que ha habido situaciones complejas, se dieron varios días de silencio y luego una propuesta nueva de otro tema. Esto realmente no hace más que confundir a la población.

-¿Confía en que se esclarezca la muerte de Nisman?

Sería muy bueno para la sociedad argentina. Que conozca en detalle qué es lo que ha pasado. Hubo muchos actores que han participado después de la información existente, por lo tanto creo que es necesario que se den todos los reportes posibles tanto como para el oficialismo como para la oposición para que la ciudadanía conozca la verdad.


-Teniendo en cuenta los últimos testigos que aparecieron denunciando irregularidades en la escena de la muerte, ¿cómo califica la investigación?

Lógicamente es un tema muy preocupante, porque cuando la república no funciona, en realidad no funciona ningún soporte del Estado. Lo que nosotros estamos necesitando es que haya una Justicia que funcione activamente, que no esté intervenida por Gils Carbó. Que esté en una posición que pueda desarrollar su accionar en base a una propuesta muy clara para esclarecer la muerte de Nisman lo antes posible.

-¿Pero le parece bien cómo viene actuando la gente que está a cargo?

Es difícil de tener una opinión porque hay muchos aspectos que no se conocen. Es importante no dejar de reclamar por lo que pasó para el conocimiento de la ciudadanía. El derecho a la información pública es uno de los derechos vitales para transitar una sociedad normal.

-¿Su partido va a acompañar el pedido del oficialismo de citar al fiscal Gerardo Pollicita para que dé explicaciones en el Congreso?

No hemos abordado el tema, pero seguramente vamos a tener una reunión. De todas maneras nos parece bien toda interpelación para conocer la verdad.

-De cara a las elecciones presidenciales, ¿usted va a ser el candidato del socialismo, va a ir con UNEN o va a esperar para hacer una alianza con algún candidato de otro partido?

Por un lado ratificamos nuestro accionar con el Frente Amplio UNEN. Esto se basa en el accionar del partido socialista, GEN y Libres del Sur. Hay conversación con otras fuerzas políticas que les interesa sumar una propuesta progresista. El Partido Socialista no va a ir solo porque ya tenemos un acuerdo con los otros partidos. Estamos trabajando para tener una mejor convivencia. Necesitamos reforzar las instituciones y definir qué tipo de sociedad queremos. Una sociedad violenta la tenemos a mano, ahora si queremos una cultura de paz tenemos que transitar por el camino del diálogo que es imprescindible.

-En el juego de alianzas, ¿hay lugar para Massa o Macri?

Nosotros tenemos decidido por nuestro propio congreso partidario no marchar ni con Massa ni Macri.

-¿Ve más cercana una fórmula con Cobos?

Se puede dar, pero no se ha formulado el agotamiento de todo el espacio que está abierto a la integración de otras fuerzas políticas.

-En una hipotética alianza con Cobos, ¿aceptaría ir como vicepresidente?

Eso no es problema, luchamos por un nuevo país y hay que pensar en grande. Si nosotros pensamos "no me das la razón, me llevo la pelota a mi casa", realmente no salimos de esta mirada pequeña que no nos ayuda a la grandeza que necesita este momento para salir adelante.

-¿Qué sensación le deja la alianza entre Macri y Carrió? ¿Qué impacto cree que tendrá en su electorado?

Es una decisión de ellos, obviamente que no hubo ningún hecho de expulsión. Hubo una decisión de una parte de irse del partido y, si así lo decide, está bien.

-¿Cómo analiza el paso de Carrió por UNEN?

Es una mujer controvertida pero valiente, en definitiva. Imagino que desarrollará un rol importante. Nunca hemos tenido palabra de agresión de una persona a la otra. No era ese el problema. El problema era la comprensión de un momento que para nosotros había que sumar la visión progresista a un programa de gobierno que permite mejorarle la vida a los argentinos.


-¿Cómo evalúa la nueva Agencia Federal de Inteligencia (AFI)?

Es lo que decíamos antes. Esta situación que hace el Gobierno para imponer un tema nuevo al ruedo. La AFI es un tema muy complicado para resolverlo de una mañana a la otra. Es una falta de criterio. Es una salida planteando temas que son de muy pesada gobernabilidad y que es necesario tener el tiempo suficiente para poder evaluarlo plenamente. Llegar con una propuesta al Congreso y que se apruebe de forma exprés es faltarle el respeto a la ciudadanía, oposición y derechos democráticos.

-¿Cree que soluciona los problemas de fondo de la Inteligencia argentina en los últimos 10 años?

No los va a solucionar porque hoy no hay una Inteligencia. Hay Inteligencia en las fuerzas policiales, en el ejército. Hay Inteligencia en distintos aspectos, pero quién coordina todo eso es un hecho significativo. Queremos proponer una AFI pura con los destinos que necesitamos de la Nación. Es un tema complejo que hay que estudiar y que necesita de experiencias internacionales. Tiene que haber una comisión bicameral que controle el ejercicio de esta institución. Si no la controla nadie, ya vimos qué pasa. Necesitamos avanzar en este tema. Es muy complejo. A nadie se le ocurría en estos 30 años de democracia que había que avanzar en esta instancia. Es una equivocación del gobierno tener una propuesta que no tiene uso de realidad.


0
0
0
0No comments yet