Envían Guardia Nacional a Ferguson como fuerza antidisturbio

La autopsia de Brown indica que recibió seis disparos por parte del oficial de la policía local a pesar de que este se encontraba desarmado



FERGUSON, Misuri, EE.UU.—El gobernador del estado de Misuri, en Estados Unidos, ordenó este lunes enviar la Guardia Nacional a Ferguson para controlar los disturbios que están teniendo lugar en el suburbio después de que, hace más de una semana, un policía matara a tiros al joven negro Michael Brown.

Con la medida Jay Nixon pretende “ayudar a restaurar la paz y el orden”, cita BBC Mundo.

El domingo por la noche, después de una jornada de protestas pacíficas, la policía usó gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a un grupo de manifestantes que había empezado a saquear negocios en la periferia de Saint Louis.



Algunos dispararon y lanzaron cócteles molotov contra los agentes antes del inicio del toque de queda nocturno que fue instaurado en la ciudad, señaló el portavoz policial Ron Johnson, de acuerdo con DPA.



“Numerosos individuos organizados y en aumento, muchos de fuera de la comunidad y el estado” se están organizando para perpetrar “actos criminales violentos” que ponen en peligro a los residentes y empresarios de Ferguson, argumentó Nixon.




El gobernador condenó los ataques, que según dijo incluyeron el intento coordinado de bloquear carreteras. Cuando la Guardia Na­cional comenzó a desplegarse este lunes, fue levantado el toque de queda.

Entre tanto, la familia de Michael Brown pidió una autopsia independiente después de que las autoridades locales examinaran el cuerpo sin que los resultados se hayan revelado hasta el momento.




El segundo análisis fue realizado el domingo por Michael Baden, exjefe de forenses de la ciudad de Nueva York. El experto señaló al diario New York Times que una de las balas impactó en la parte superior del cráneo, lo que en su opinión sugiere que la cabeza del joven estaba inclinada hacia adelante cuando lo alcanzó el proyectil, que causó una herida mortal.

En total recibió seis disparos, dos en la cabeza y cuatro en el bra­zo derecho. Todos se hicieron de frente.




Los testigos dijeron que Brown tenía las manos en alto cuando le dispararon en la calle.

Ante las complejas circunstancias, el fiscal general del país, Eric Holder, anunció en Washington que ordenará también una autopsia, que sería la tercera.

La tensión aumentó en Ferguson por el despliegue de la policía local con trajes antidisturbios y vehículos blindados. También generaron re­vuelo las imágenes divulgadas el viernes por la policía sobre un robo en el que presuntamente habría participado Brown antes del mortal tiroteo. Más tarde se aclaró, sin embargo, que el policía no sabía nada de este incidente cuando le disparó.AP añadió que un jurado de investigación podría empezar a recabar pruebas el miércoles para determinar si el policía, Darren Wilson, debe ser instruido de cargos por la muerte de Brown.