Canales populares

Es aberrante que hayan contratado a un violador

La investigación publicada ayer por Infobae, denunciando que el funcionario de la Secretaría de Derechos Humanos y militante kirchnerista Carlos García Muñoz había estado preso diez años en España por haber golpeado y violado a una mujer, continúa generando indignación y asombro.



Ahora fue la ex diputada radical y titular del Observatorio de Derechos Humanos y Género María Luisa Stornari quien habló con Infobae TV sobre la inquietante noticia, confesando que considera al hecho tan "increíble, que no da crédito".

"Los argentinos merecemos saber qué personas tenemos trabajando en el Estado. Esto es una aberración que solo pasa en la Argentina, un violador y un maltratador ocupando un cargo nada menos que en el área de Derechos Humanos y además forrmando niños y dando charlas", dijo Stornari.
La agresión que llevó a Carlos García a la cárcel tuvo lugar el 10 de julio de 1999 en Barcelona, ciudad en la cual se exilió tras su escape del centro de detención Mansión Seré hacía más de dos décadas. La víctima fue su ex esposa, a la que ya había agredido con anterioridad. Aquel día, el hombre se presentó en la casa de María Jesús Anguren Sanjulian, le exigió que regresara con él y quiso intimar nuevamente con ella. María Jesús se negó. Entonces él sacó una navaja, la agredió, la ató y la violó.

"Cuando él comenzó a hablarle de manera amenazante, ella se encerró en su habitación. Pero no le sirvió de nada, porque él rompió la puerta de una patada, la empujó y le dio un puñetazo. El hombre procedió a violarla hasta dejarla inconsciente y todo esto mientras los hijos pequeños de la pareja estaban en la casa gritando y pidiendo auxilio. La víctima, además, se estaba recuperando de una operación de útero, por lo que no podía defenderse", contó la abogada catalana María José Varela, quien patrocinó a la víctima en la denuncia y en el juicio, al recordar el brutal hecho.

Como resultado de la violación, María Jesús quedó embarazada y García Muñoz fue condenado por la sección 5 de la Audiencia de Barcelona (sumario n° 27/2001) a 15 años de cárcel. El niño así concebido nació prematuro.

La titular del Observatorio de DDHH y Género manifestó que el funcionario "tiene que irse ya" y que los responsables de contratarlo deben dar explicaciones. Lamentó que a más de 24 horas de haber tomado estado público esta denuncia, todavía no hayan reaccionado.
"Esto no se les pasó, no podían ignorar esto. La persona que lo ha traído (a la administración pública) debía de saber los antecedentes de Garcia Muñoz", aseguró Stornari, quien añadió: "Esta bandera que Cristina Kirchner tomó, la lucha contra la violencia de género, la lucha contra la trata, es una falsedad total, en lo concreto no importan esos temas".

"Cuando se debatió la Ley de Violencia de Género, legislativamente estuvimos todos de acuerdo, pero después la Presidente no le destina presupuesto, el órgano de aplicación tiene una subejecución... Lo mismo pasó con la Ley de Trata de Personas: se sancionó la Ley en el 2012 y se reglamentó el 15 de enero del 2015, y no todos los artículos", apuntó.

Vale recordar que, tras cumplir condena y ser liberado de prisión el 31 de diciembre del 2011, García Muñoz regresó al país y no tardó en encontrar un lugar en la administración kirchnerista, consecuencia directa de su condición de ex detenido desaparecido y de las amistades trabadas durante sus años de militancia en la JP montonera en los 70.
Su afinidad con el oficialismo se tradujo en un cargo en la Secretaría de Derechos Humanos, que depende del Ministerio de Justicia y que conduce Juan Martín Fresneda, fundador de la filial Córdoba de la agrupación HIJOS. García revistó primero en el área cultural, participando de debates en colegios y centros municipales, relatando su experiencia como sobreviviente de Mansión Seré y dando su particular visión sobre la actualidad política ("La CIA controla a la SIP y propicia golpes de Estado en América Latina a través de los medios de comunicación", dijo en uno de esos encuentros) y luego como asesor de la Dirección de Gestión de Políticas Reparatorias, analizando los pedidos de indemnización de los exiliados durante la dictadura.

En paralelo con estas actividades, García Muñoz se transformó en un ferviente defensor del modelo: integra la agrupación peronista Descamisados, que actualmente apoya la candidatura presidencial del ministro de Defensa, Agustín Rossi, y se lo pudo ver en innumerables actos políticos. En uno de estos mítines, como el realizado hace muy poco, el 10 de diciembre del año pasado, en conmemoración del Día de los Derechos Humanos, fue la propia presidente Cristina Kirchner quien destacó su presencia y lo hizo poner de pie para que recibiese una ovación del público en su calidad de "sobreviviente" de la dictadura.
0
0
0
0No hay comentarios