About Taringa!

Popular channels

¿Es Bergoglio el papa 112 y "el papa negro"?

El papa Francisco según las profecías de Malaquías y Nostradamus


Varias teorías conspirativas identifican al papa Francisco con pronósticos catastróficos de miles de años de antigüedad



El papa Francisco recibe el anillo del Pescador de manos del cardenal Angelo Sodano durante la misa solemne de inicio...
La fijación del ser humano con el fin de los tiempos debería ser objeto de estudio sociológico. ¿Qué impulsa al hombre a esperar, casi desear, el fin de todo lo que existe? Tres veces se lo pronosticó en los dos últimos años. Y cuando el mundo católico se entusiasma con la llegada de un nuevo papa revolucionario en su elección y con ideales que caen bien con la gente, el manto del Apocalipsis arribó una vez más para tapar la alegría. Al parecer, Francisco llevó al Vaticano algo más que polémicas con Cristina Fernández.


De nuevo aparece la figura de Nostradamus.



El profeta medieval que con seguridad jamás imaginó la influencia que sus escrituras tendrían en el futuro. Nostradamus predijo que cuando un hombre negro asumiera como sucesor de San Pedro en Roma, con él traería el fin de los tiempos. “Pero Bergoglio es blanco”, se reirán algunos. Eso es evidente, y sin embargo la orden a la que pertenece –la Compañía de Jesús, o simplemente los jesuitas- se caracteriza por la vestimenta negra de sus sacerdotes; el superior de la orden es llamado “Papa negro”.

Bergoglio nunca lideró a los jesuitas, por lo que no encaja por completo en la definición, aunque con un poco de buena voluntad se puede hacerlo entrar. Se puede obviar eso de que nunca fue el “Papa negro” entre comillas; después de todo, es el primer Papa-sin-comillas en haber vestido la sotana oscura.


Pero no es todo. Además del bueno de Nostradamus, también hay un santo medieval que tiene algo para decir en los sucesos de un milenio después de su muerte: San Malaquías.



El santo que vivió en Irlanda a principios del segundo milenio después de Cristo dejó un documento que produce ciertas cosquillas detrás del cuello. Luego de listar 111 papas, Malaquías culminó su documento con una frase apocalíptica. Nombra a un tal Pedro el romano, quien protegerá a su pueblo en sus peores momentos, hasta que no pueda más y el juicio implacable de Dios caiga encima del mundo.

¿Por qué viene a colación? Porque Francisco es el Papa número 112 desde el primero que Malaquías situó en su lista, su contemporáneo. Por qué el santo realizó el listado y por qué comenzó en un lugar arbitrario de la historia papal es un dato perdido entre cruzadas y juegos de tronos. Pero lo cierto es que Bergoglio cae justo en el hueco, y los fanáticos del Apocalipsis se frotan las manos.

Otro dato curioso para echar leña al fuego: el pontífice número 111 –Benedicto XVI- aparece con el nombre de De Gloria Olivae, latín para “De la gloria del olivo”. Forzado o no, puede rastrearse un vínculo del alemán Joseph Ratzinger con esa frase: es parte judío, y a los israelitas de los conoce por cultivar el olivo; además, a algunos sacerdotes de la orden benedictina se los conoce como “olivetanos”. Por tanto, según esta interpretación de las escrituras de Malaquías, el Papa argentino será el protector último de la Iglesia católica y del mundo entero, pero no podrá salvarlo.

Cuando parecía que la cosa quedaba por ahí, apareció otro argentino. Benjamín Solari Parravicini.



Un hombre al que se le adjudica el dudoso título del Nostradamus del otro lado del charco, en más de una de sus psicografías (dibujos que, juraba, no trazaba voluntariamente) pronosticó la llegada de un Papa argentino, un líder con ideales renovadores. Punto para él. Luego Parravicini auguró la destrucción de la Iglesia, para variar.

Online pueden hallarse ejemplos similares, aunque uno corre el riesgo de sumergirse en la incoherencia. Una de las teorías habla de la cercanía de una catarata de episodios trascendentales tan espectacular que supera la ficción, luego de la asunción del Papa negro. Los últimos sucesos que nombra esta teoría merecen nombrarse en el orden original: la segunda venida de Jesús, una gran manifestación extraterrestre, el final del Anticristo, el descenso de la gran cosmonave “La Nueva Jerusalén”, el rescate y evacuación de los elegidos, el oscurecimiento del sol y la luna, asteroides que chocarán con la tierra, y una variación del eje de la Tierra que culminará con la desaparición de la raza humana.

0No comments yet