Escándalo en un matadero islámico

Reino Unido: escándalo por maltrato en un matadero islámico

Un trabajador fue despedido y otros tres suspendidos tras difundirse imágenes en las que quiebran las normas durante el sacrificio del ganado.













"La compasión y el bienestar de los animales están en centro de todo el proceso (de los sacrificios religiosos)", sostienen tanto el Consejo Musulmán de Gran Bretaña como la Junta de Delegados del Judaísmo Británico.

Así lo recuerda el video que publica Animal Aid y que fue enviado a la Agencia de Estándares Alimentarios (FSA por sus siglas en inglés), en medio de las imágenes que muestran las grabaciones de las cámaras ocultas en el matadero Bowood Lamb de Thirsk, en North Yorkshire.

Allí se ve a los empleados cometiendo "horribles y rutinarios abusos" contra los animales que están a punto de ser sacrificados. Se ve como golpean con saña a las ovejas antes del sacrificio, lo que constituye, según su visión, "una evidente contravención de las prácticas islámicas".

ANIMAL AID, SOSTIENE QUE "NO HAY EXCUSAS" PARA JUSTIFICAR EL MALTRATO EN BOWOOD



La cuestión fue tomada muy seriamente por la Sociedad Real para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (RSCPA por sus siglas en inglés), que se declaró "completamente shockeada" por los videos que prueban las contravenciones.

Presentaron entonces un petitorio online que ha cosechado más de 100 mil adhesiones y que podría forzar al Congreso a debatir una eventual prohibición de las faenas "halal", como se denomina a esta rutina islámica.

Pero en Bowood Lamb, las ovejas son golpeadas con patadas y lanzadas de un lugar a otro para que entren en el pasillo en el que serán sacrificadas. El personal también es acusado de estallar de risa mientras una oveja sangra hasta morir con anteojos dibujados con pintura vede alrededor de sus ojos.




Los verdugos se burlan y amenazan a los animales constantemente, blandiendo sus cuchillos, golpeándolos en sus cabezas y gritándoles. Y en lugar de rezar en el momento en que la oveja es asesinada, se la pasan hablando mientras la radio no deja de emitir canciones de Navidad que todos tararean.

Tras recibir el material, filmado durante tres días en diciembre de 2014, la FSA abrió una investigación sobre el caso. Podría actuar contra el matadero por vender una faena halal que no cumple los requisitos del caso, más allá de que la empresa haya decidido la suspensión y el despido de algunos empleados.

Por su parte, la vocera Kate Flower, de Animal Aid, sostiene que "no tienen excusas" para justificar el maltrato en Bowood. En el video que firma su organización, estos militantes invitan a volverse vegano para evitar este tipo de abusos.