Check the new version here

Popular channels

Escándalo racial en EEUU por la muerte de un joven negro

Movilizan tropas para frenar las protestas en Missouri, donde se produjeron disturbios. El adolescente fue abatido por un policía blanco. Recibió varios disparos y estaba totalmente desarmado



WASHINGTON.- Soldados de la Guardia Nacional estadounidense fueron desplegados ayer en una localidad del estado de Missouri para intentar detener violentas protestas desatadas por la muerte de un adolescente negro desarmado que recibió varios disparos efectuados por un policía blanco.

Tras otra noche de disturbios y saqueos con al menos dos heridos de bala, el gobernador estatal, Jay Nixon, levantó un toque de queda nocturno que regía en Ferguson cuando arribaron las tropas de la Guardia Nacional, pero los ánimos seguían muy caldeados en medio de la polémica por la muerte de Michael Brown, de 18 años.

En la Casa Blanca, el presidente Barack Obama, dijo que pidió a Nixon un uso limitado de la Guardia Nacional para sofocar las protestas en Ferguson, una localidad de mayoría afroamericana ubicada en el noreste de Missouri, en el condado de Saint Louis.

“Los próximos días estaré observando para evaluar si (la Guardia Nacional) realmente ayuda y no entorpece el progreso en Ferguson”, dijo Obama a periodistas, urgiendo a manifestantes y fuerzas del orden a mantener la calma e insistiendo en que no hay ninguna excusa para el uso excesivo de la fuerza ni para el vandalismo.

En la misma intervención, el mandatario anunció que hoy enviará a Ferguson a su fiscal general, Eric Holder, para investigar las circunstancias en que ocurrió la muerte de Brown, cuya familia denuncia como un caso de gatillo fácil con tintes racistas.

Brown fue muerto el 9 de agosto pasado a plena luz del día en una zona residencial de Ferguson por Darren Wilson, un policía blanco de 28 años.

Un ex patólogo contratado por la familia de Brown que hizo una autopsia privada a su cuerpo dijo que el adolescente recibió seis disparos, dos de ellos en la cabeza. Funcionarios locales aún no han revelado los hallazgos de su propia autopsia oficial.

“No hay excusas para el uso excesivo de la fuerza por la policía (...) La mayoría de las protestas son pacíficas, pero hay una minoría que no lo son”, indicó el demócrata Obama en la Casa Blanca, citado por la agencia de noticias CNN.

Una vez más, el presidente volvió a insistir en la importancia de “construir y no destruir, escuchar y no solo gritar”, aunque por primera vez desde la muerte de Brown se refirió a las tensiones raciales y a las quejas de discriminación de los afroamericanos de Ferguson, un tema del que había evitado hablar directamente.

El hecho

Respecto de cómo murió el joven, imágenes de cámaras de seguridad difundidas por la policía parecieron mostrar a Brown empujando a un empleado de una tienda luego de arrebatar un atado de cigarrillos media hora antes de que fue baleado.

Pero no está claro cómo se produjo su encuentro mortal con Wilson. Fuentes policiales dijeron que hubo un forcejeo entre ambos, pero testigos dijeron que no se resistió cuando el policía le disparó. El fiscal Holder ordenó que personal médico federal realice una segunda autopsia al cuerpo del joven, “debido a las circunstancias extraordinarias que rodean el caso y a petición de la familia de Brown”, según informó el Departamento de Justicia. (Télam)
0
0
0
0
0No comments yet