Check the new version here

Popular channels

Escondiendo a Boudou

Escondiendo a Boudou: Capitanich no quiere ir al Senado y posterga su informe.



Más allá de la complicada situación por el inminente default, lo cierto es que el Gobierno nacional quiere 'esconder' a Amado Boudou, ya que la oposición anticipó que espera que el vicepresidente presida la sesión para exigirle su renuncia o su licencia en el cargo.



Ante las advertencias de la oposición, y para evitar el escrache público, el kirchnerismo pretende 'guardar' a Amado Boudou. Por ello, el jefe de Gabinete Jorge Milton Capitanich solicitó al presidente del Senado, el mismo Boudou, aplazar su presentación prevista para el próximo miércoles (30/07).

Capitanich argumentó, como excusa para pedir la postergación de su informe ante el Senado, "los acontecimientos de dominio público referidos a la deuda pública argentina". Si bien es verdad que el 30/07 es un día clave, ya que se trata del tope para llegar a un acuerdo con los holdouts o, caso contrario, la Argentina entraría en default, lo cierto es que el kirchnerismo quiere evitar el repudio del vicepresidente procesado.

Cabe destacar que si el Jefe de Gabinete asiste al Senado para brindar su informe de gestión del gobierno, Boudou debería presidir la sesión. Y la oposición ya ha advertido que no será sin escándalo.
La última sesión en ese cuerpo sólo pudo celebrarse cuando Boudou aceptó no presidir la reunión especial citada por el oficialismo para aprobar una norma sobre la intangibilidad de los depósitos de los bancos centrales, que demandaba Cristina Fernández para la llegada del presidente de China. Si bien ahora no es necesaria la presencia de la oposición para abrir la sesión ni se votará ninguna ley, los opositores quieren aprovechar la visita de Capitanich para reiterar su reclamo de renuncia o licencia del titular del Senado al cargo.

El oficialismo quiere evitar el ‘escrache’ público y la idea era juntar un grupo de senadores que defendieran al vice cuando llovieran las críticas opositoras. Pero nadie querrá quedar pegado a Boudou en tiempo electoral, que ya empezó. Por eso no aparecieron nombres de los que se inmolarán por el vice. Y ahora el kirchnerismo juega la última carta, pidiendo postergar el informe, aludiendo a la situación con los holdouts.

"Lo de Capitanich va a ser secundario para nosotros, lo primero que vamos a plantear es el tema de Boudou", adelantó esta mañana el jefe del bloque radical, Gerardo Morales (Jujuy), al diario La Nación, quien agregó que su bancada extenderá su desplante al vicepresidente a la reuniones de Labor Parlamentaria.

El Frente Amplio mantiene su decisión de abandonar el recinto en repudio de la presencia de Boudou al frente de las sesiones, previa insistencia en su reclamo de que el vicepresidente se tome licencia en el cargo.

En tanto, los peronistas disidentes avisan: "El interbloque le pedirá la renuncia a Boudou, pero estamos esperando que el vicepresidente se siente en el recinto a presidir una sesión para hacerlo".
0
0
0
0No comments yet