Canales populares

Escribió con sangre las iniciales de su asesina

Una mujer que se dedicaba a estafar a personas mayores quedó detenida por matar a golpes y estrangular a un jubilado en Berazategui. Antes de morir, el hombre dejó pistas a la policía para identificar a la homicida.



Una mujer quedó detenida por el homicidio de un jubilado asesinado a golpes y estrangulado en 2011, en su casa del partido bonaerense de Berazategui y que antes de morir alcanzó a escribir con su sangre las iniciales de ella.

La acusada fue identifi cada por la Justicia como Fabiana Peralta (46), quien, según sospechan los investigadores, se dedicaba a estafar a personas mayores a las que abordaba en bancos cuando realizaban trámites.

La mujer quedó imputada del ‘homicidio califi cado criminis causa‘ de José Rodríguez (76), descubierto el 21 de diciembre de 2011 en la casa de la víctima, situada en calles 155, entre 12 y 13, de Berazategui.

Aquel día, la hija del jubilado encontró a éste asesinado sobre su cama, con una corbata alrededor de su cuello, la boca tapada y fuertes golpes en la cabeza.

Rodríguez era viudo, vivía solo y percibía una jubilación de unos 6.000 pesos que había cobrado el día antes de ser asesinado.

Tras el hallazgo del cadáver, los peritos de la Policía Científi ca determinaron que los ingresos a la casa no había sido violentados, por lo que la principal hipótesis apuntó a que la víctima conocía a su asesino y lo dejó pasar.

Los pesquisas advirtieron cierto desorden en el interior del inmueble, como si el homicida hubiese buscado dinero guardado en lugares puntuales, y que faltaban las llaves del mismo, que se cree se las llevó el asesino.

Los primeros testimonios recabados por los pesquisas apuntaron a que una mujer, con la que mantenía una relación sentimental, había estado con Rodríguez en su casa la noche anterior al crimen, por lo que se convirtió en la principal sospechosa.

La investigación continuó con entrevistas a testigos que conocían los movimientos de Rodríguez y se fueron sumando elementos que permitieron realizar escuchas telefónicas y análisis de entrecruzamientos de llamados.

A su vez, posteriormente se estableció que el asesino había robado los ahorros en pesos y dólares que poseía la víctima. Sin embargo, un dato clave fue el hallazgo en los pies de la cama donde asesinaron al jubilado las iniciales ‘F‘ y ‘P‘ escritas con sangre.

La fuente judicial consultada explicó que a través de un peritaje, en el que se cotejó la redacción de la víctima en unos documentos por una operación inmobiliaria realizada poco antes del crimen, se determinó que esas iniciales ensangrentadas habían sido escritas por el propio Rodríguez antes de morir.

​‘En la cama había signos de movimientos de la víctima que, se cree, efectuó mientras quien lo asesinó buscaba en otros sectores de la casa el dinero que quería robar‘, indicó el vocero.
0
0
0
0No hay comentarios