Check the new version here

Popular channels

España teme que Maduro se radicalice y que expropie empresas

Crisis en Venezuela.Es por recientes declaraciones del líder chavista. En ellas aludió a un supuesto eje Madrid-Miami-Bogotá que conspiraría en su contra. Delegados de Caracas se quejaron ante Madrid por la prensa

Ludmila Vinogradoff

Caracas, especial.



El gobierno del conservador español Mariano Rajoy entró en alerta. Fue luego de recientes declaraciones del presidente Nicolás Maduro, quien denunció la existencia de un supuesto eje que conspira contra su poder desde España, Colombia y Estados Unidos. Madrid teme que el líder chavista se radicalice y tome represalias expropiando empresas ibéricas que trabajan en el territorio venezolano.

Los diarios españoles se han hecho eco de estas tensiones. ABC publicó el pasado 15 de febrero que el vicepresidente Jorge Arreaza, por orden de Maduro, se había reunido en el Palacio de Miraflores con los representantes de Repsol, Mapfre, BBVA, Air Europa, Iberia, Meliá y Telefónica para quejarse de la imagen negativa que los medios hispanos proyectan del gobierno bolivariano y de su relación con el partido político Podemos –al que muchos en España asocian con ideas chavistas– a medida que avanza en las encuestas españolas.

Todos los fantasmas y temores se potenciaron, sin embargo, desde el jueves pasado, cuando en un brutal operativo de la policía política del régimen, el Sebin, el gobierno arrestó en sus oficinas al alcalde mayor de Caracas, el líder opositor Antonio Ledezma. Según el gobierno, Ledezma participa de un supuesto complot para derrocarlo. Ahora, los cañoñes de la radicalización oficialista apuntan al diputado Julio Borges, del Partido opositor Primero Justicia, a quien supuestamente intentarán desaforar hoy en una sesión de la Asamblea Nacional acusándolo del mismo cargo.

El viernes pasado, tras el escándalo del arresto del alcalde, Maduro denunció un presunto eje conspirativo internacional entre Miami–Bogotá–Madrid. “Desde Madrid, la derecha; de Bogotá, la ultraderecha, y de Miami, la ultraderecha, han hecho un eje Madrid–Bogotá–Miami para conspirar contra nuestra patria, y todos los días sacan barbaridades de Venezuela”, afirmó Maduro en un acto en Caracas, poniendo de ejemplo a la prensa española. “Es una campaña contra Venezuela, contra la revolución, como se hizo contra Chávez también, ahora lo hacen contra mí”, afirmó.

El diario El Mundo de Madrid tuvo acceso a un informe oficial que maneja el gobierno español según el cual varias sociedades que cotizan en la Bolsa local, encabezadas por Telefónica, Repsol, BBVA y Mapfre, acumulan un riesgo de, al menos, 9.000 millones de euros en Venezuela en caso de expropiaciones, por lo que el impacto de cualquier represalia podría ser sustancial.

Venezuela ya ha confiscado decenas de empresas extranjeras desde que el chavismo llegó al poder en 1998. En el caso español, en 2010 Caracas expropió por 1.000 millones de euros la firma agrícola Agroisleña. En julio de 2008, el ex presidente Hugo Chávez anunció la nacionalización del Banco de Venezuela, una filial del grupo Santander. La decisión fue congelada entonces, aunque la entidad fue vendida al Estado en julio de 2009 por 1.050 millones.

Con estos antecedentes, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) está extremando su vigilancia y capacidad de recabar información en las últimas semanas para proteger los intereses de empresas españolas en el país, según fuentes próximas al organismo.

El informe describe que “se han detectado unas 110 filiales de empresas españolas establecidas en Venezuela cuyas operaciones adquieren una trascendental relevancia dentro de la estrategia general de sus respectivos grupos”.

Telefónica, Repsol, BBVA, Mapfre e Iberia figuran ente ellas con riesgos multimillonarios de impacto, incluso si la represalia no llega a la expropiación. Diversos empresarios ya comunicaron a Madrid que tienen problemas de cobro de deudas, retrasos en las concesiones de autorización de divisas para importar y repatriar dividendos. En paralelo, Caracas prevé enviar en los próximas días una delegación política a Madrid “para explicar la verdad” de su país, según las fuentes consultadas.

0
0
0
0
0No comments yet