España: Violó a sus dos cuñadas de 9 años de edad

Un hombre se enfrenta a la petición de 29 años de cárcel por supuesta violación a cuñadas menores



Las dos menores accedían tras supuestamente amenazarlas de muerte o con quemar a su hermana y sobrinos







La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba ha celebrado este martes el juicio a un hombre, acusado de la supuesta comisión de dos delitos continuados de agresión sexual a dos de sus cuñadas desde que tenían nueve años de edad, hasta los once y los 14 años, respectivamente, en la capital cordobesa.

En concreto, según han informado a Europa Press fuentes judiciales, el procesado ha declarado durante la vista que ha tenido lugar en esta jornada y ha defendido su inocencia de los hechos de los que está acusado y por los que se enfrenta a una pena de 29 años de prisión. Según recoge la calificación del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, el acusado mantiene relación familiar con las dos menores de edad por estar casado con la hermana mayor de las mismas, y desde esa relación supuestamente ha aprovechado "la superioridad" que ostenta en la familia y sobre las niñas, de las que además era el padrino de bautizo, y "la familiaridad del trato en el grupo familiar", pues las menores acudían a menudo al domicilio de su hermana y el procesado en la capital, donde "quedaban en soledad con el acusado tanto allí, como en su propio domicilio, como en otra vivienda en el campo". En el caso concreto de una de las niñas, de 16 años de edad en el momento de la denuncia, cuando tenía nueve años el procesado supuestamente le pidió que le acompañara a la vivienda de su propio hermano que estaba en obras "para llevar alguna cosa". La menor le acompañó y el acusado, una vez en el lugar, "le quitó toda la ropa", al tiempo que "se desvistió él" y posteriormente la agredió sexualmente, según el fiscal. Desde ese momento, "se sucedieron habitualmente las penetraciones a la menor en su propio domicilio; en el domicilio del acusado y en un cuarto de la azotea, en varias casas de campo y en el campo al aire libre", relata el Ministerio Público, que detalla que "era frecuente que aprovechara la ausencia de los adultos para enviar a los otros niños a hacer algún encargo y quedarse a solas con la menor". Al respecto, explica que "las penetraciones se sucedieron hasta que la menor cumplió 14 años", edad en la que el procesado "cambió sus hábitos por tocamientos en los genitales de la menor", entre otras supuestas agresiones sexuales, así como la exhibición de material pornográfico a la niña, películas y fotos. En este sentido, el fiscal apunta que "la menor accedía a estos hechos, intimidada por tratarse del marido de su hermana que además la amenazaba pues, conocedora la menor del carácter violento del acusado, éste le decía que quemaría a su hermana y a sus sobrinos, y otras veces la amenazaba de muerte directamente a ella". El segundo caso Respecto a la segunda menor y hermana de la primera, de once años de edad en el momento de la denuncia, el primer episodio presuntamente tuvo lugar en el domicilio del acusado, dos años atrás, cuando la niña tenía nueve años, y supuestamente consistió en tocamientos en diferentes partes del cuerpo, "después de quitarse la ropa el acusado en el cuarto de baño". Desde ese momento, según indica el fiscal, "se han repetido muy frecuentemente las conductas sexuales con la menor en el domicilio de ésta, en el del acusado, en el de unos vecinos, en la vivienda de una tía paterna y en un par de casas abandonadas en el campo", donde supuestamente la ha agredido, al tiempo que le ha mostrado fotos y vídeos de contenido pornográfico en el curso de las conductas. Igualmente, el Ministerio Público precisa que "la menor accedía a estos hechos intimidada por tratarse del marido de su hermana, que además la amenazaba pues, conocedora la menor del carácter violento del acusado, éste le decía que quemaría a su hermana y a sus sobrinos, y otras veces la amenazaba de muerte directamente a ella". Entretanto, el fiscal destaca en su calificación que todos estos sucesos "se han reiterado con habitualidad" hasta la fecha de interposición de la denuncia, a mediados de septiembre del año 2013, al tiempo que califica los hechos de dos delitos continuados de agresión sexual y un delito continuado de exhibición de material pornográfico a menores de edad.