About Taringa!

Popular channels

Especialistas para mejorar glúteos tras polémica Silvina Lun

Especialistas destacan cuáles son los procedimientos más adecuados para mejorar los glúteos

Tras la polémica por la internación de Silvina Luna, cirujanos plásticos de Rosario aseguran que el metacrilato no debe usarse en grandes volúmenes. Cuáles son las opciones disponibles.



La modelo Silvina Luna admitió que se sometió a una cirugía para levantar la cola.

Silvina Luna, modelo y actriz, acaparó la atención durante los últimos días. No fue por sus logros profesionales ni por un nuevo romance, sino porque tuvieron que internarla a causa de un problema renal que habría sido provocado por los efectos de una sustancia, metacrilato, que le inyectaron tiempo atrás en la zona de los glúteos para mejorar su aspecto físico. Ella culpó al cirujano plástico que la operó oportunamente, y aunque el médico aseguró que no usó ningún producto peligroso ni prohibido, la polémica estalló.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de salud si ingresa en el cuerpo un biopolímero como el metacrilato? ¿Está permitido su uso? ¿Qué opciones existen si lo que se busca es aumentar o mejorar la zona de los glúteos? ¿Qué riesgos conllevan estas intervenciones, cuáles son los resultados posibles?

La Capital habló con cirujanos plásticos que trabajan en Rosario quienes aseguraron que los rellenos permanentes o biopolímeros sintéticos (como el metacrilato) no se usan ni se aconsejan para inyectar en grandes volúmenes ya que pueden presentarse complicaciones graves como la migración de la sustancia a otras partes del cuerpo, infecciones o lesiones cutáneas severas. Además, destacaron que para mejorar esa zona de la anatomía hay tres opciones indicadas y que deben realizarlas profesionales: aumento de volumen usando la misma grasa de la persona, ácido hialurónico e implantes de gel de silicona sellados.

En Rosario, la cirugía de aumento de la zona glútea no es una de las más solicitadas. A la cabeza están los implantes mamarios, seguidos por los liftings, las lipoaspiraciones o dermolipectomías (que apuntan a mejorar el contorno corporal y particularmente el abdomen). Sin embargo, en todos los sanatorios o clínicas que se dedican a la cirugía plástica reciben pacientes preocupadas o deseosas de cambiar el aspecto de su cola.

El doctor y profesor Guillermo Siemienczuk, dijo que “un cuerpo armónico y saludable es el deseo de todo hombre y toda mujer. Para ello es preciso llevar una vida sana en alimentos, con cuidados y ejercicios y sin excesos. Cuando la naturaleza no nos aporta la forma deseada, y en este caso hablando específicamente de los glúteos, se recurre al gimnasio para aumentar la masa muscular de los mismos, pero también a tratamientos estéticos como las ondas rusas que ayudan a tonificarlos”. Si estas acciones no alcanzan para lograr el efecto deseado, la cirugía tiene sus propuestas, más o menos invasivas.

Como sucede con todo procedimiento quirúrgico, conllevan por un lado la necesidad de hacerse estudios previos y tomar una serie de recaudos, y por otro, no están exentas de alguna posible complicación. “Ante todo hay que insistir en que si se buscan un profesional y una institución que cumplan con todos los requisitos se minimizan muchísimo los riesgos”, enfatizó el médico.
Para aumentar el volumen de los glúteos “podemos recurrir también a productos temporarios de relleno autólogos como es la grasa del propio paciente, lo que se llama lipotransferencia, o al ácido hialurónico, un compuesto que está presente en el organismo humano, que tiene una duración de aproximadamente nueve meses dependiendo de cada producto en particular”, explicó Siemienczuk.

Sandra Filiciani, doctora y profesora universitaria, remarcó que los rellenos permanentes o biopolímeros sintéticos, como el que aparentemente le habrían colocado a Silvina Luna “no se usan ni se aconsejan para inyectar grandes volúmenes”. Si –mencionó– se pueden utilizar para surcos de la cara o pequeñas depresiones.

Filiciani dijo que en el mercado además del metacrilato (llamado también polivinil metacrilato) “podemos encontrar también el colágeno bovino, la hidroxiapatita sintética”. Y el polimetilsiloxano, en suspensión con dimetilpolisiloxano, que es lo que se conoce comercialmente como silicona líquida.

“Los implantes de silicona para aumento mamario o de glúteos que están envueltos en una capa resistente que aísla la silicona del organismo son el producto ideal. Además están hechos con gel cohesivo de silicona que es un tipo de silicona que por su textura limita e imposibilita la migración de la misma en caso de roturas. Los implantes de siliconas utilizados en cirugía plástica son seguros en manos expertas, a diferencia de los biopolímeros inyectables”, especificó.

Ambos cirujanos señalaron que hay tres tipos de complicaciones por la inyección de biopolímeros. La primera es que pueden desencadenar una excesiva reacción inflamatoria en el organismo, lo que se llama granulomas. El cuerpo lo identifica como algo extraño y se desencadena una reacción defensiva.

La segunda es la posibilidad de migración del lugar donde fueron infiltrados creando complicaciones a distancia, que son graves en las primeras horas de la inyección, como pueden ser una embolia pulmonar por la inyección en un vaso importante. Con el transcurso de los años puede migrar a pantorrillas por declive, produciendo deformidad o infección en dichas zonas.

La tercera posible complicación es que si los productos no están aprobados por Anmat o no son aplicados por profesionales aumenta el riesgo de complicaciones y efectos secundarios por infección o mala técnica de aplicación.

Otras consecuencias importantes de la aplicación de biopolímeros son alergias, fibrosis, lesiones cutáneas y úlceras.

“Las inyecciones y el bisturí sólo deben usarse en quirófanos y con personal capacitado. Lo ideal es recurrir a cirujanos plásticos certificados por el Colegio de Médicos de Santa Fe, más aún acreditando su capacitación continua y avalados por la Sociedad de Cirugía Plástica de Rosario y Litoral”, señalaron los médicos.

Siemienczuk agregó: “Cuando necesitamos arreglar el auto lo vamos a llevar a un especialista y no a un carpintero. En los spas y centros de belleza no debe haber inyecciones para colocar biopolímeros ni cualquier otro químico”, advirtió.

Distintos profesionales consultados por este medio coincidieron en que la cirugía de implante glúteo no es de las más requeridas por las rosarinas que sí se vuelcan masivamente a los implantes mamarios. “Quizás tenga que ver con la contextura genética de nuestra población”, señalaron los cirujanos plásticos.

Respecto de la zona de los glúteos, lo que sí preocupa a mujeres de todas las edades son la celulitis y la flacidez. Tanto Siemienczuk como Filiciani comentaron que celulitis y flacidez aparecen a más corta edad. “Existen tres tipos de celulitis: la compacta y la piel de naranja en su etapa más temprana, que es la depresión de la piel y de más difícil tratamiento. Se usa principalmente la mesoterapia que inyecta distintos productos para soltar las riendas de retracción hacia los tejidos profundos y los drenajes linfáticos manuales o con botas que mejorarían la circulación de los miembros inferiores, causa principal de esta patología. La celulitis flácida podemos mejorarla con radiofrecuencia intensa que produce una estimulación del colágeno y nueva generación del mismo”, mencionaron.

Esto no da resultados si no se acompaña con una dieta y la práctica de un ejercicio físico. “La cola y las piernas son una estructura conjunta entre piel y músculo y no podemos pretender mejorar la capa externa (piel) sin mejorar la interna (músculo)”, explicaron los médicos.

Para tener en cuenta antes de operarse

Los especialistas Sandra Filiciani y Guillermo Siemienczuk, del Centro Quirúrgico Rosario, recomiendan tener en cuenta los siguientes ítems antes de someterse a una cirugía en la zona de los glúteos o a la aplicación de sustancias para aumentar el volumen.

• Los únicos aumentos adecuados para los glúteos son los que se realizan con la misma grasa de la persona, ácido hialurónico o con implantes de gel de silicona sellados.
• Desconfíe de todo lo que suena mágico, como cambios físicos complejos sin cirugía.
• Asegúrese de recibir la atención médica de un especialista en cirugía plástica (registrado en la Sociedad de Cirugía Plástica).
• Nunca se realice este tipo de procedimientos en lugares que no cuenten con médicos capacitados o en centros estéticos sin profesionales a cargo o en spas.
• Revise y exija que la sustancia de relleno que se vaya a usar en su tratamiento cuente con la aprobación del Anmat.
0No comments yet
      GIF