Check the new version here

Popular channels

Esperanza Gómez la latina mejor pagada

















Es candente, intensa y natural. No tiene inhibiciones de ningún tipo y esto la ha convertido en una de las mejores de la industria. Esperanza Gómez, actriz porno colombiana, es la figura del momento. Su cuerpo de latina, su carisma y sensualidad vuelven locos a hombres y a mujeres por igual. Y por eso es la actriz porno latinoamericana mejor pagada.

Comenzó en la industria en 2009, y está casada desde hace 8 años. Tiene un marido que la ha apoyado plenamente en sus fantasías y aventuras. Esperanza, en la intimidad es hogareña, emprendedora y entregada a su marido. Pero para el resto del mundo es una fantasía.

Por esta razón, y a propósito de su visita a México y su portada en la edición local de Playboy, PUBLIMETRO conversó con ella sobre su carrera, el sexo y el porno.

Las niñas sueñan con ser bailarinas o cantantes o doctoras, pero tú soñaste con ser actriz porno. ¿Por qué?

– Cuando a uno lo crían, es bueno que todo sea equilibrado, pero en mi caso siempre me hablaron del sexo como algo sucio, como algo solo para procrear. Esto me generó muchas incógnitas. Para mí lo que me decían era verdad y “palabra de Dios”, pero al ver una revista que tiene hombres desnudos teniendo sexo, la encuentro hermosa. Jamás, hasta ese momento, vi algún cuerpo desnudo. Ni siquiera el mío, ya que me obligaban a bañarme en ropa interior.

Entonces me enamoré de eso y soñé que la actriz de portada era yo. Y se me volvió como una obsesión. Cuando pequeño y joven tienes referentes. El mío era esa revista.

¿Cómo haces para hacer tantas posturas que el resto de las mortales ni podemos pensar en lograr?

– Fíjate que no es tan complicado, la mayoría de personas puede hacerlo. Quizá para los hombres sí lo es, porque deben sostenerse, pero para ellas levantar una pierna no es difícil. Tampoco hacer el “doggie style”, tan famoso en la industria, o la cucharita... esas posiciones, tan famosas en la industria, cualquiera puede hacerlas, a menos que se esté en silla de ruedas o se tenga alguna incapacidad física por accidente enfermedad. Cualquier mujer puede lograrlas.

¿Cómo haces para entregarte con cada actor y lograr que no se vea fingido?

– Soy una mujer muy sexual: mientras tenga buen sexo y sienta que me están satisfaciendo (e igual sepan estimular mi parte vaginal), no necesito nada más. Además, trabajo con hombres que no solo están bien dotados, también son físicamente atractivos. A pesar de que este elemento no es uan regla para mí, ya tengo un casting, es decir, me han puesto lo mejor de la industria para hacerlo. No tengo problemas con ello.

¿Qué te gusta de lo que haces?

– Que la gente se inspire con mis videos. Muchos se acercan a mí y me dicen que gracias a lo que hago, han aprendido a seducir más a sus parejas. Amo la penetración y que la gente trate de sentir lo que yo siento en ese momento.

¿Qué tiene la mujer que el hombre no tenga en la parte sexual y viceversa?

– El hombre tiene el apetito: es mucho más voraz, mucho más visual. Nosotras, las mujeres, pecamos a la hora de disfrutar el sexo, porque buscamos sentimientos y necesariamente eso no funciona. En mi caso, yo no busco sentimientos, sino placer físico. Las mujeres tenemos que aprender a pensar como los hombres y dejar de ser tan románticas. Tenemos que dejar de buscar la parte sentimental.

Pero tú tienes una pareja y andas muy enamorada. ¿Cómo diferencias el sexo frente a la cámara del que tienes fuera del set?

– Claro, eso es muy distinto. Ante las cámaras todo es más carnal, es mucho más pasional. Con sentimientos todo es más intenso, las caricias no son lo mismo, los abrazos no son iguales.

¿Te gusta que te dominen o prefieres dominar?

– Me gusta el equilibrio, no me gusta sentirme sometida. Cuando siento que algún actor se está pasando de la raya o me está golpeando, yo igual lo golpeo, porque no me gustan. Si me atacan, yo ataco y la mayoría de actores se dan cuenta de cómo me deben tratar. No me gusta la imagen de mujer sometida.

Sé que te gustan los hombres con penes grandes, pero también valoras mucho el hecho de que “lo sepan mover”. ¿A qué te refieres con esta expresión?

– Hay hombres que no tienen buen ritmo de cadera. O en cierta posición, cuando se dan cuanta de que la mujer está disfrutando, no son capaces de mantener ese mismo movimiento o ritmo durante X cantidad de segundos o un minuto en el que se necesita que la secuencia sea repetitiva para que la mujer pueda alcanzar un orgasmo. Y para tener una buena relación sexual eso es fundamental. A mí me tocó una vez, fuera del trabajo, un hombre con el que salí, que era hermoso e inteligente, pero en la cama, nada que ver: no sabía qué era para adelante y para atrás.

Pero hay mujeres que tampoco hacen nada...

– He visto eso, bastante. Y sobre todo con las mujeres lindas, ellas cometen mucho ese error: creen que por ser hermosas el hombre tiene la obligación de hacer todo. No podemos ser egoístas, debemos complacerlos. Si nos gustan que nos besen, pues besemos. Si nos gustan las caricias, acariciemos. Todo debe ser equitativo.

¿Cuáles crees que son tus mejores habilidades a la hora de filmar?

– A los actores les gusta mucho cuando me penetran, cuando empezamos con los movimientos se sienten muy satisfechos. Eso sí, no soy tan habilidosa a la hora del sexo oral ni a la hora de masturbarlos.

¿Cómo tomas las críticas? Hay muchas que te critican por “cosificar” y “sexualizar” a la mujer

– No sé por qué las mujeres quieren sentirse victimizadas. En tiempos de plena liberación femenina deberíamos liberarnos también en ese aspecto y dejar de sentir que el hombre nos usa. No solo él quiere tener sexo, cuando te vas a la cama con él también buscas placer. ¿Por qué entonces hacerte la mojigata? Tú también quieres disfrutar. Debemos de dejar de sentirnos culpables y pisoteadas.

¿Qué les dirías a las que quieren ser actrices porno como tú?

– Que no se lo tomen a la ligera. Hay mujeres que quieren incursionar en esto, pero no están preparadas para recibir críticas. El porno, así como abre puertas, las cierra. Deben tener plena seguridad de que quieren hacer esto, porque es como llevar el 666 en la frente.
0No comments yet