Check the new version here

Popular channels

Estaba en la cola del banco y lo asaltaron a mano armada


Estaba en la cola del banco y lo asaltaron a mano armada


El empresario iba a depositar más de 26.000 pesos en una de las cajas. Un ladrón entró a la sucursal, amenazó a un vigilador y lo asaltó. “Me sentí desamparado”, aseguró la víctima. No hay detenidos.



El día después. La víctima del increíble asalto, ayer, seguía sin poder creer lo que le pasó. / MAURICIO NIEVAS



LA PLATA. CORRESPONSALIA - 23/02/13

“Es una situación de locos y fuera de toda lógica”. El empresario de La Plata seguía ayer indignado. No podía creer que le hubieran robado adentro de un banco, mientras hacía la cola para depositar dinero en una de las cajas.

El insólito hecho ocurrió el jueves, poco después de las 13.30, en el interior de una filial del Banco Galicia de la calle 44 entre 29 y 30, en el barrio La Loma.

Rafael Nicolás García (59), dueño de una distribuidora de alimentos congelados, no es cliente de la sucursal pero ese día tenía que depositar 26.800 pesos para cancelar una deuda con un fabricante de milanesas vegetales.

El empresario está acostumbrado a realizar operaciones bancarias varios días a la semana. Y tampoco era la primera vez que concurría a ese banco para girar efectivo a proveedores.

García –quien integra la Cámara de Comercio e Industria de La Plata– estacionó su camioneta frente a la sucursal y se dirigió directamente al sector de cajas. La filial tiene apenas cinco meses de antigüedad y está en una zona donde funcionan otros bancos. Ese día sólo atendía un cajero y dos vigiladores custodiaban el edificio.

El hombre decidió esperar en uno de los asientos aunque iba a ser el próximo en ser atendido. “ Saqué del bolsillo la plata porque me sentí tranquilo. Era impensable semejante desprotección ”, explicó ayer a Clarín el hombre en una de las oficinas de la empresa que dirige desde hace 12 años, ubicada en la calle 133 entre 40 y 41, del barrio San Carlos.

Un dato les resultó sospechoso a los investigadores y a la víctima: apenas cinco minutos antes del asalto, un joven de aproximadamente 25 años, alto y robusto, se acercó a García y le preguntó si había “mucha espera”. Tras recibir la respuesta positiva, se fue. Enseguida, apareció un delincuente que tenía una gorra con visera y estaba vestido con una remera negra y jeans.

Con los registros de las imágenes captadas por el banco y las filmaciones obtenidas por una cámara instalada en la esquina de 44 y 31, los investigadores intentaban determinar si el presunto cliente que ingresó primero podría tener relación con el hecho.

El ladrón le exigió la plata a García mientras encañonaba al empleado de seguridad privada, que no porta armas ni otros elementos de defensa. Nervioso y sorprendido, al empresario se le cayó al piso el dinero, que estaba en un solo fajo. “Sin dejar de apuntarnos, él se agachó, levantó la plata y se fue caminando ”, contó García.

Rápidamente los empleados de la sucursal del Galicia llamaron a la Policía. Casi al mismo tiempo en que llegó una patrulla de la seccional 4a, efectivos de otra comisaría hallaron a varias cuadras de ese lugar una camioneta Toyota Hilux que había sido robada por la mañana en la localidad de Berazategui. En un primer momento se sospechó que el vehículo hubiera sido utilizado por el asaltante del Galicia, pero unas horas después esa pista se diluyó.

García no cree en la hipótesis de un entregador. “Estuve por varias zonas de la ciudad con el dinero encima. Y es habitual que haga esos trámites”, aseguró el hombre.

“Uno vive con cuidado todo el tiempo. Tengo rejas, observo movimientos cuando entro y salgo de la empresa y de mi casa.

Pero nunca imaginé que me pudieran robar adentro de un banco. Me sentí desamparado. Algo van a tener que hacer ”, se quejó García. “Nadie podía creer que me habían asaltado adentro de un banco. Todavía a mí me cuesta entender lo que pasó”, admitió.

En medio de la traumática situación, la víctima recibió esa tarde el llamado de su acreedor: “ Todavía no me depositaste ”, le reclamó
0
0
0
1
0No comments yet