Check the new version here

Popular channels

Estados Unidos es el primer semifinalista


EE.UU.- Por los cuartos de final de la Copa América Centenario, Estados Unidos le ganó por 2 a 1 a Ecuador y es el primer semifinalista a la espera del ganador del partido entre Argentina y Venezuela. Los goles del conjunto local fueron de Dempsey y Zardes, mientras que Arroyo había marcado el descuento. 
Es facíl de imaginar al entrenador de la selección argentina, Gerardo Martino, mirando este partido con un cuaderno de apuntes. Es que de salir vencedor de su cruce frente a Venezuela, la selección Argentina sabía que se iba a enfrentar al vertiginoso y veloz Ecuador o al sorprendente equipo de Estados Unidos, dirigido por Klinsmann.
Seguramente el germano, que trabaja hoy en suelo norteamericano, tendrá mucho más trabajo que nuestro Tata Martino. Eso lo decreta la jerarquía que tiene cada plantel y la historia de cada camiseta. Sin embargo, el entrenador argentino no puede dejar pasar por alto algunos detalles que se vieron a lo largo de este torneo en el equipo estadounidense y, en especial, frente a Ecuador.
La principal característica que posee este conjunto yanqui  es que prioriza la tenencia de la pelota. Busca crear espacios moviendo el balón, para crear distracciones y así encontrar huecos que puedan ser llenados por camisetas blancas. Así vino el primer gol. Un pase largo que fue interceptado por una diagonal que iba del centro para la derecha de Wood. Cuando el número siete se había abierto demasiado como para buscar el arco, encontró la llegada de un compañero que apareció sin marca para que tire el centro y encuentre a Dempsey cabeceando entre los centrales.
Esa será una de las primeras misiones para la defensa argentina: controlar las diagonales y la velocidad de la joven promesa estadounidense, y marcar al goleador que juega de falso nueve. Ecuador no pudo con ninguno de los dos en gran parte del partido, principalmente en el primer tiempo.
Con el marcador a su favor, Estados Unidos jugó al contragolpe. Ese fue un ambiente más propicio para que se deslumbre su zaga central conformado por Cameron y Brooks. Este último, de gran nivel en la copa junto con el arquero Guzan. Ellos tres son la respuesta para explicar por qué este modesto equipo recibió solo tres goles en cuatro partidos.
https://www.youtube.com/watch?v=5NyoBsiQ46Q
En la segunda etapa,  Ecuador fue más empuje que fútbol. Sabiendo que su historia en esta Copa se iba terminando, fue quemando naves a medida que corría el reloj. El empate se insinuaba. Entonces Estados Unidos repitió la formula. Wood hizo una diagonal, ahora del centro a la izquierda, tiró el centro para que otra vez Dempsey llegue desde atrás y pueda habilitar a Zardes.
El momento del partido era ideal para el local. Tan ideal, tan perfecto que se asustó. El segundo gol del partido fue el comienzo de lo peor de Estados Unidos y lo mejor de Ecuador. El equipo de Quinteros tuvo en ese lapso a Montero como figura, que hacía lo que quería por la banda izquierda. Enner Valencia tuvo el descuento dos veces, pero fue Micheal Arroyo el que puso el descuento.
Estados Unidos sintió el golpe, como un boxeador mareado en el ring después de recibir un gancho letal. Las intervenciones del arquero y la seguridad de Brooks mantuvieron al contrincante de pie, pero siempre contra las cuerdas esperando a que sonara la campana. Y, finalmente la campana sonó y todo fue alegría en Seattle.
El Tata Martino cerró su cuaderno donde tomó los apuntes. Pudo escribir más que suficiente. Lo guardo en un cajón de su mesa de luz y tomó otro cuaderno que tenía a su costado, y volvió al tema que lo ocupaba en esto días: seguir preparando el partido contra Venezuela. [video]https://youtube.com/watch?
[/video]
0
0
0
0
0No comments yet