About Taringa!

Popular channels

Europa, en alerta por amenazas yihadistas del Estado Islámic

Bélgica, Francia y Alemania están en la mira del EI. Varios países ya tomaron medidas.



Las autoridades de Bélgica detuvieron el jueves en el aeropuerto de Charleroi a un ciudadano sirio al que se le acusa de pertenencia al grupo terrorista Estado Islámico (EI). A principios de agosto fue detenida en el aeropuerto de Bruselas una pareja de origen turco que volvía de Siria, de quienes se sospechaba que planeaban atentar contra el Berlaymont, la sede de la Comisión Europea, un edificio que alberga cada día a varios miles de trabajadores. En su vivienda de Bruselas guardaban un fusil de asalto y chalecos antibalas. (Nueve detenidos en Londres en relación con terrorismo islámico)

La última voz de alarma la dio el jueves el alcalde de la ciudad, Yvan Mayeur. Según el regidor, entrevistado en el matinal de radio de la emisora RTL, Bruselas se ha convertido en un objetivo prioritario del terrorismo yihadista. “La amenaza no es virtual, es concreta y muy real”, aseguró y añadió que son “un objetivo potencial”. (El macabro 'cine' con el que el EI invita a niños a unirse a la guerra)

El alcalde recordó que el Museo Judío de la capital belga fue escenario de un atentado islamista a finales de mayo, en el que murieron cuatro personas.

Bruselas acoge las sedes de las instituciones de la Unión Europea, la Otán y cientos de multinacionales.

La ‘capital europea’ tiene la segunda comunidad diplomática del mundo tras Washington, y Bélgica es, en proporción a su población, el país occidental con más jóvenes luchando en Siria e Irak al lado de grupos yihadistas como el EI o las diferentes ramas de Al Qaeda.

La participación de varios países europeos en la campaña militar contra los yihadistas del EI que controlan parte de Siria e Irak disparó las alertas antiterroristas.

El coordinador antiterrorista de la Unión Europea, el belga Gilles de Kerchove, explicaba el miércoles en el Parlamento Europeo que se calcula en más de 3.000 los jóvenes europeos que se han unido a las filas yihadistas o que pretenden hacerlo.

Temor real

El gran temor de las capitales europeas es que esos jóvenes, que pasan unos meses o años en Oriente Próximo y reciben entrenamiento militar y una fuerte adoctrinamiento, vuelvan a Europa con la intención de cometer atentados. Fue precisamente el caso del tirador del Museo Judío de Bruselas, un francés que pasó por Siria.

Los principales países europeos, al menos los más involucrados en la lucha contra el terrorismo yihadista, elevan las medidas de protección. Un Consejo de Defensa extraordinario del Gobierno francés decidió ayer aumentar la protección de transportes, edificios públicos, centrales energéticas y todo lugar de grandes aglomeraciones de público, “por la amenaza” del EI y otros grupos terroristas yihadistas, que llevan días pidiendo que se atente contra occidente.

Francia reaccionaba así a la decapitación en Argelia del guía de montaña Hervé Gourdel, secuestrado dos días antes por el grupo Yund al Jilafa (‘Soldados del Califato’), leal al EI, que exigió que Francia abandone la campaña contra sus superiores para perdonar la vida de Gourdel. París también estudia cambios legislativos para castigar penalmente la participación de sus ciudadanos en guerras extranjeras, algo que también sopesan hacer España y Alemania, en el mismo sentido de la resolución emitida por la ONU.

El jueves el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, dijo que tiene información de inteligencia creíble que indica que militantes del EI planean lanzar ataques contra los sistemas del metro en París y en Estados Unidos.

Londres y Berlín también elevaron la alerta antiterrorista y Bélgica pidió a sus ciudadanos que residen o viajan a países del norte de África u Oriente Próximo que extremen la vigilancia “ante la creciente amenaza terrorista”.

Francia, además, va a criminalizar el reclutamiento de jóvenes para enviarlos a Siria e Irak y bloqueará cualquier sitio de internet que haga propaganda del Estado Islámico o grupos similares.

Berlín también toma medidas. La prensa aseguraba ayer que la justicia estudia 140 casos, que podrían ser castigados con hasta diez años de prisión por participación en banda terrorista.

El Gobierno británico, por su parte, detuvo ayer a nueve personas, entre ellas un clérigo, a los que acusa de ser miembros o apoyar a una organización yihadista.

Varios países europeos ya retiran el pasaporte a aquellos jóvenes de los que sospechan que pueden tener la intención de unirse al EI.
0No comments yet
      GIF