Check the new version here

Popular channels

Evo y Correa bancaron a Cristina ante la avanzada judicial

Evo y Correa bancaron a Cristina ante la avanzada judicial

El presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció que en la Argentina se está llevando a cabo un “golpe judicial” contra la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner. “Atosigada por una denuncia que la acusa de encubrir a Irán en el caso del atentado contra la mutual judía AMIA en 1994. ¿Qué ha pasado en la Argentina? Después de un intento de agresión económica, mediante los llamados fondos buitre, ahora viene un golpe judicial”, dijo.





“Seguramente piensan que con este golpe judicial van a acabar con el proceso del pueblo argentino imputando a la compañera Cristina. Ya eso pasó en Paraguay, ¿o acaso no recuerdan al presidente Fernando Lugo? Le dieron un golpe congresal para acabar con su gestión, en 2012”, rememoró Morales.

“A veces, el imperio nunca perdona, pero cuando el pueblo está fuerte, unido y organizado, también nos tiene miedo. El imperio no duerme”, consideró y analizó que “el caso de los fondos buitre ya no puede ser usado contra el gobierno de Cristina porque hay un debate en Naciones Unidas. Hemos derrotado esto y ahora viene un golpe judicial”.

“La derecha argentina más reaccionaria está haciendo movilizaciones para que la Presidenta pueda renunciar. Nuestro respeto, nuestra admiración, nuestra solidaridad a la compañera Cristina y la Argentina”, expresó el primer mandatario boliviano en declaraciones radiales, en las que también reiteró su apoyo al presidente venezolano Nicolás Maduro, que hace días denunció que desactivó una intentona golpista militar en su país.

La presidenta argentina también recibió el respaldo de su par ecuatoriano, Rafael Correa, que manifestó que “un nuevo intento de desestabilizar por medio de instancias jurídicas” está en marcha en Argentina.

“Todo nuestro apoyo, nuestro corazón con Cristina, que enfrenta un nuevo intento de desestabilización, toda nuestra confianza en Cristina Fernández de Kirchner”, dijo Correa y agregó que la imputación del fiscal Gerardo Pollicita contra CFK “es un nuevo capítulo de la restauración conservadora con la tentativa de atentar contra la democracia en Argentina”.

“Esa restauración utiliza ahora las instancias jurídicas para tratar de desestabilizar a los gobiernos progresistas de nuestra América, y esto me huele a eso. Ya no hay golpes militares, ahora hay golpes legislativos, ahora hay golpes judiciales”, aseguró el presidente ecuatoriano, que aprovechó la ocasión para saludar a su par brasileña, Dilma Rousseff, que “también es víctima de esas fuerzas con el caso Petrobras”.
+9
0
0
0
0No comments yet