Check the new version here

Popular channels

Excalibur, el perro de la infectada por Ébola se sacrificara

http://analisisdelasnoticias.blogspot.com.es/2014/10/excalibur-el-perro-de-la-enfermera.html

“EXCÁLIBUR”, EL PERRO DE LA ENFERMERA INFECTADA POR EL ÉBOLA. ¿DEBERÍA SER TRATADO O DEBERÍA SER DIRECTAMENTE SACRIFICADO?

Noticia nacional. Jmg (publicada el 07/10/2014 elcorreo.com)

Teresa, la auxiliar de enfermería y primera persona infectada en España por el Ébola, junto a su marido, Javier, el cual está aislado por precaución y siguiendo todos los protocolos en este tipo de casos, han vuelto a ser noticia, debido a su perro Excálibur, el cual seguramente vaya a ser sacrificado por miedo a posibles contagios.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha dado el visto bueno para que a este perro, sin tener culpa de nada, se le practique la eutanasia, y luego la incineración. Se presupone que Excálibur al tener contacto continuo con su dueña, ha podido también ser infectado con el Ébola, y podría él a su vez poderlo transmitir a otros seres vivos.

En la noticia que analizo hoy, existe un componente muy claro de igualdad o desigualdad entre hombres y animales. Mi pregunta es si se debería también realizar a Éxcalibur el mismo protocolo por el que está pasando su dueño. Se debería realizar, claro está, en un sitio habilitado específicamente, y acondicionado para el animal, pero sinceramente creo que si se quisiera hacer, se podría hacer.



Una vez aislado el animal, y sin posibilidad de poder contagiar a nadie, se vería, primero si realmente está contagiado o no por el Ébola, cosa que no se sabe. Y si por desgracia, así fuera, intentar de la forma que fuera minimizar sus consecuencias en lo máximo posible. Y en el peor de los casos, y si no se pudiera hacer nada por la vida del animal, y antes que sufra, pues sólo entonces, proceder a sacrificarlo de la forma menos dura posible.

Pero de primeras tomar la decisión de sacrificar al perro, me parece algo muy precipitado y tajante. Es tomar una decisión sin tener en cuenta para nada, la voluntad de sus dueños, los cuales se han negado en rotundo con dicha posibilidad.

Para todos aquellos que tenemos un animal, y en concreto un perro, el cual lo consideramos parte de la familia, es uno más, y en lo que se pueda y salvando las distancias, siempre se debería actuar con la mayor similitud entre personas y animales. El perro debería tener al menos la oportunidad de saber si realmente esta contagiado o no, qué menos que eso.

A Javier, el marido de Teresa, como bien ha dicho él mismo, no se le va a sacrificar, entonces, porqué hacerlo con su perro. Mucho me temo, que por mucho que podamos movilizar a la gente, y por mucho que las asociaciones a favor de los animales se postulen, el pobre “Excálibur” será sacrificado, sin haber cometido otro error, que el de estar fielmente siempre al lado de sus amos, estuvieran o no infectados.

Para algunos esta noticia puede parecer algo menor, dándole una importancia secundaria, puesto que “muerto el perro, muerta la rabia”, pero la manera de actuar por parte de nuestras autoridades sanitarias en este caso, dirá mucho sobre la ética, y la sensibilidad real, que existe o no, hacía los animales de compañía en nuestro país.

Jmg (fuente imagen, schnauzi.com)
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New