Check the new version here

Popular channels

Exibicion de Copa en Gondolas




Las copas y vasos son tan variadas como los cócteles y las diferentes bebidas que los llenan. Es importante saber qué vaso se utiliza para cada bebida, tanto a la hora de pedirla como a la de servírsela a uno de nuestros invitados.



Copas de cóctel:

Son elegantes con un pie lo suficientemente largo como para proteger el contenido del calor de la mano al sugetarla. Debe tener una boca amplia para permitir cualquier tipo de decoración. Se utiliza preferentemente para servir Martinis, Manhattans y cócteles en general. La capacidad máxima es de unos 110 c.c.

Vaso de whisky:

Se utilizan para servir cualquier cóctel con hielo y para whisky. Son los típicos vasos bajos y anchos (nunca se estrechan en la parte central). Su capacidad es de unos 170 c.c.

Vaso mediano:

Se caracteriza por ser de un tamaño intermedio y alargado, su uso es variado, incluído el de las bebidas preparadas. Su capacidad es de unos 225 c.c.

Vaso alto:

Sirve para bebidas combinadas, es decir aquellas que permiten una libre elección en la cantidad que se mezcla, por ejemplo el cuba libre. Cuanto más ancho mejor, siempre es estrecho y por lo general es liso. Su capacidad es de unos 280 c.c.

Balón:

Es la copa con mayor diversidad de modelos, especial para vinos. Por su tamaño, es aconsejable que se llene sólo hasta la mitad de su capacidad como máximo. De esta manera se podrá saborear mejor el aroma del vino. También se utiliza para aperitivos rojos, en los que resalta aún más su color con los cubitos de hielo y su rodaja de naranja, que a su vez confiere un toque especial de elegancia.

También se utiliza para la media pinta de cerveza, aunque es preferable el vaso recto.

Su capacidad es de unos 280 c.c.

Copa de licor:

Especial tanto para licores fuertes y dulces que se sirven en pequeñas cantdades, por lo que su capacidad está entre los 25 y 50 c.c.

Catavinos:

Para vinos y jerez. Se trata de una copa alta y estrecha que se sirve en pocas cantidades.

Para el fino, lo ideal es un catavinos estilizado y con los bordes ligeramente hacia dentro, ya que de esta forma se conserva mejor el aroma. Su capacidad es de unos 50 c.c.

Copa de cognac:

La tradicional utilizada para el brandy o el cognac. Se caracterizan por ser de pie corto y redonda para poderla templar con la palma de la mano. Su boca es estrecha para que facilite la conservación del fuerte aroma del brandy.

Copas de champán o cava:

La copa tradicional para el champán es la de boca ancha aunque la más utilizada es la que se denomina flauta. Una copa estilizada y de boca estrecha que consigue mantener mejor las burbujas. Aunque para cócteles resulta adecuada la de boca ancha.

Copas de vino blanco:

Suelen tener un pie alargado para que la mano no caliente el vino y es más alargada y estrecha para conservar el frío que la que se utiliza para servir vino tinto.

Copa de vino tinto:

Estas copas son de aspecto sólido para reflejar la fortaleza de un buen vino tinto, se caracterizan por ser de pie corto y más bien redondeadas y su boca debe ser lo suficientemente ancha como para dejar que el vino respire sin problemas.

Vaso de ponche:

Son vasos resistentes al calor, con soporte y asas para poder beber licores calientes.

Vasos o jarras para cerveza:

Los vasos deben tener una capacidad como para unos 275 ml. aprox. Es preferible seleccionar los que tienen forma más ancha al final y estrecha en la parte inferior. En cuanto a las jarras, es conveniente utilizar las de cristal, ya que conservar mejor el frío.

0
0
0
0
0No comments yet