Fabián Rossi: "Nunca conocí ni conozco al señor Lázaro Báez"



El empresario y ex marido de Ileana Calabró aseguró hoy que "nunca" conoció a Lázaro Báez, y resaltó el "enorme daño" que padeció por haber sido imputado "injustamente" en la causa por lavado de dinero. Reconoció sus vínculos con el mediático Leonardo Fariña y Federico Elaskar, de la financiera SGI, actualmente procesados, y hasta aprovechó para destacar que su éxito laboral se debió a su matrimonio con la Calabró. Pidió su sobreseimiento en un escrito que presentó, antes de negarse a declarar.
"Nunca conocí ni conozco en el presente al señor Lázaro Báez o a alguien de su entorno familiar", dice la presentación a la que tuvo acceso minutouno.com en la que negó haber tenido participación en maniobras de lavado de dinero, ni en la compra de un campo de Mendoza por el que fue indagado.

Nota Relacionada: El encuentro hot entre Maravilla e Iliana
"No tuve absolutamente ninguna intervención ni directa ni indirecta, ni principal o secundaria, ni próxima ni remota con ninguno de los acontecimientos por la compra en comisión por parte de Leonardo Fariña de la estancia "El Carrizalejo" ubicada en la Pcia de Mendoza"

Rossi explicó su relación con el mediático Leonardo Fariña, con la financiera SGI de Federico Elaskar y realizó una breve reseña de su "historia personal" en el que agradeció su éxito laboral al hecho de haber estado casado con Ileana Calabró.

"Mi panorama laboral no hubiera sido tan exitoso de no mediar el éxito mediático de mi esposa y mi suegro Juan Carlos Calabró, ya que me beneficié con la vida social que habitualmente tienen las figuras públicas del mundo del espectáculo y los famosos: fiestas, eventos, viajes, invitaciones", dice el escrito.

Sobre las acusaciones que lo apuntan a que él armaba sociedades en Panamá para lavar dinero, dijo que "no tengo la menor idea al respecto".

"El haber sido injustamente imputado en una causa de semejante trascendencia pública como ésta ha causado un enorme daño a mi persona, a todo nivel: personal, familiar, profesional, afectivo y emocional", dice el escrito en el que finaliza solicitando su sobreseimiento.

"Las acusaciones han sido totalmente antojadizas, infundadas, arteras, desprovistas de todo sustento", enfatizó.

La presentación realizada por el propio Rossi con el patrocinio letrado de Miguel Bronfman comenzó con una exposición de su "historia personal".

Aprovechó para rechazar las versiones públicas que circularon mediáticamente según las cuales tenía en la República de Panamá prácticamente una "doble vida" y recordó el daño que le hizo en su vida personal y familiar.

"Se han afirmado otras cosas exactamente igual de falsas como por ejemplo que yo sería un experto en armar sociedades en el exterior, precisamente en Panamá. Todo ello es totalmente falso e infundado", señaló.

Relató detalles de su vida, y recordó cuando se tuvo que hacer cargo del negocio familiar cuando falleció su papa en 1991, y que logró modernizar lo que era una modesta imprenta.

De esa reformulación de la imprenta explicó que surgieron contactos de primer nivel con empresas de primera línea, la mayoría de las cuales estaban en la búsqueda de soluciones gráficas integrales. Así cuenta que logró "profunda inserción en empresas como L`oreal, Garbarino", entre otras.

También habló de su incursión en el programa del bailando conducido por Marcelo Tinelli a través de su esposa Ileana, y la "no esperada promoción personal" que tuvo.

Recibió ofertas para vender su empresa, y en 2008 cerró la transacción con un acuerdo conveniente, pero con su presencia en la empresa para garantizar la continuidad de negocios ya consolidados.

Luego, según relató, comenzó una nueva etapa cuando L´Oreal le propuso hacerse cargo de su comunicación gráfica en área del Caribe con sede en Panamá, y es en ese contexto cuando comienza a viajar a Panamá.

"Al señor Lázaro Báez no conozco ni nunca he visto siquiera, ni Austral Construcciones ni ninguna empresa vinculada a él", explicó varias veces.

Si, en cambio, reconoció haberle acercado a la financiera SGI "un sinúmero de contactos y clientes conocidos por mis actividades".

Explicó en la presentación que conoció a Leonardo Fariña en febrero de 2011 cuando estaba con su esposa en temporada teatral en Mar del Plata. Que recibió la visita de Federico Elaskar y de Leo (Fariña). "Federico (Elaskar) me pidió darle asesoramiento a Fariña por su situación ante la prensa porque su vida era un "desastre". "Fariña me contactó para que me encargue de la prensa en detalles de su casamiento y me pidió que me pusiera en contacto con Bárbara Diez, la esposa del jefe de gabinete de la Ciudad, Rodriguez Larreta para coordinar esa acción que obviamente le resultó exitosa".

"Luego de eso, Fariña comenzó a llamarme hasta cinco o seis veces por día, a veces con un trato hacia mi que podría llamar poco respetuoso, con lo cual rápidamente decidi "enfriar" el vínculo, cosa que hice no atendiéndole más el teléfono", contó.

Tras la presentación del escrito en el que pidió su sobreseimiento, se negó a contestar a las preguntas del juez.