Canales populares

Fallido canje local, buscan pagar en EE.UU.

A 75 días del final de la cláusula RUFO, el Gobierno y los fondos buitre parecen muy lejos de un posible acuerdo en torno de la sentencia dictada por la justicia norteamericana por la cláusula pari passu.






Tras el fracaso del pago en Buenos Aires a los bonistas que ingresaron en los canjes para salir del default de 2005 y 2010, el Gobierno afirmó que hasta que el juez Thomas Griesa no habilite los pagos en Nueva York no volverá a la mediación ordenada por el magistrado.

Por su parte, los holdouts no creen en la voluntad argentina de negociar una vez que se venza la cláusula RUFO, a fines de este año, por lo que prevén que la pelea por el cobro de la sentencia de unos US$ 1600 millones seguirá por varios meses más.

En el Palacio de Hacienda indicaron a LA NACION que "no hay interés en ninguna reunión con el mediador, Dan Pollack", como la que se convocó para anteayer en Nueva York, a la que concurrieron los abogados que representan al país, del estudio Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton.

Sólo fueron para expresar que la Argentina no tenía nada para ofrecer, pero, según se explicó, concurrieron para no desobedecer la orden de Griesa, en función de su rol de "oficiales de la Corte".

El "requisito mínimo" para que la Argentina retome con energía esta mediación, explicaron las fuentes, es que Griesa habilite el pago en Nueva York, ante la falta de convocatoria para lograrlo en el país.

Desde el 30 de septiembre último, cuando el Gobierno debía cumplir con el vencimiento de US$ 161 millones de un bono Par, el Palacio de Hacienda no informó cuántos bonistas cobraron en Buenos Aires, sobre la base de la ley de "pago soberano" votada por el Congreso.

LA NACION intentó conocer varias veces, sin éxito, cuál había sido el resultado de esta operación.

Por su parte, fondos de inversión de Nueva York consultados por LA NACION indicaron que "no hubo interés" en participar de este pago local y advirtieron que hay grupos financieros que a principios del año próximo pedirían la aceleración -es decir, el cobro integral- de todos los bonos de la deuda argentina.

En tanto, los fondos buitre que ganaron el caso del pari passu aceptarían que a la misma mesa de negociación se sienten otros holdouts, como pretende el Gobierno, según pudo saber LA NACION.

Pero creen que el Gobierno utiliza este argumento como "una nueva excusa" para dilatar la resolución del conflicto, luego de que a mediados de junio pasado la Corte Suprema de EE.UU. dejara en firme la sentencia a favor de los fondos NML, Aurelius y 13 minoristas argentinos.

"Ésa no es la fórmula de pago que dispuso Griesa. Si hubiera buena fe, ya se habrían sentado a negociar", indicó una fuente ligada a los litigantes desde Nueva York.

En este sentido, también descartaron que en enero, cuando se venza la RUFO, la Argentina se disponga a encarar una negociación sin temor a que el resto de los bonistas reclame un trato similar.

"Ésa es una gran mentira, porque si hubiera querido, el Gobierno ya habría aceptado que se adelantara el final de la RUFO con un waiver, como se lo propusieron varios fondos de inversión", expresó la fuente.

En tanto, Economía reiteró que "Pollack es parcial; no tiene sentido acudir a estas reuniones porque no hay nada para negociar". Las fuentes no confirmaron las versiones que daban cuenta de que el ministro Axel Kicillof adelantó a inversores en Washington el fin de semana pasado, en la asamblea anual del FMI, la disposición oficial para negociar con los holdouts desde enero.

Al respecto, otra fuente del sector privado aclaró que las promesas del ministro y del presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, fueron "vagas". Lo que sí destacó es que el Gobierno aflojó en los últimos días su discurso agresivo respecto de la presunta complicidad del gobierno de Obama con los holdouts.

UN CRUCE QUE NO TIENE FINAL

Pago sin éxito

El Gobierno no informó cuántos bonistas cobraron en Buenos Aires y fondos de inversión indicaron que la convocatoria oficial falló por falta de interés.

Regreso a las fuentes

Ante este panorama, se intenta que Griesa rehabilite la posibilidad de pagar en Nueva York como condición para volver a la mediación ordenada por el juez.

EUROCLEAR NIEGA UN PEDIDO DE LOS FONDOS BUITRE

NUEVA YORK.- Euroclear, una de las instituciones financieras que participan de la cadena de pagos de la deuda argentina, rechazó un pedido de información de los fondos buitre, que intentan reunir datos para convencer al juez Thomas Griesa de que mantenga congelados los pagos de los bonos argentinos en dólares.
Los fondos Aurelius Capital y Blue Angel, socios del fondo NML en la causa contra la Argentina, solicitaron a Euroclear que les entregara "todas las comunicaciones" entre el Gobierno y los bonistas que poseen esos papeles, documentos, presentaciones, comunicados o declaraciones" ligadas a esos títulos.
0
0
0
0No hay comentarios