Canales populares

Familia desalojada por deuda de 1960

Suspenden el desahucio de la familia que iba a ser desalojada por una deuda de 19.000 pesetas


Varios familiares enfermos y postrados en la cama se han negado a abandonar la vivienda
El desalojo se paraliza por segunda vez tras horas de negociación con la autoridad judicial

Santa Cruz de Tenerife
09/04/2015

La comisión judicial ha decidido suspender de nuevo este mediodía el desahucio de una familia del barrio de Lomo Magullo, en Telde (Gran Canaria).
La negativa de la hija del matrimonio a ser trasladada por el personal sanitario ha provocado que el secretario judicial se haya visto obligado a suspender el lanzamiento. Sarabel, de 26 años, está en cama operada de la espalda y las cervicales, y debe guardar reposo absoluto. Además, su padre tampoco puede ponerse en pie, no ve y apenas habla por lo que su traslado también era complicado.

La autoridad judicial ha permanecido en el interior de la vivienda durante varias horas intentando convencer a la familia para que se dejasen evacuar por los sanitarios, pero no ha sido posible. María Dolores, sobrina de Juanita, la propietaria de la casa, ha asegurado que "de nuevo volvemos a estar con el corazón en vilo porque no sabemos cuándo van a regresar, si mañana, en una semana o dentro de un mes".

Sobre la familia pesa una orden de desahucio por una deuda contraída en 1960 por el padre de Juanita con el prestamista Ventura Suárez y que asciende a 19.000 mil de las antiguas pesetas (114 euros). A pesar de que la afectada asegura que la deuda fue saldada, no guarda ningún documento que lo acredite. En el contrato del préstamo se puso la vivienda como aval.

Desde primera hora de la mañana numerosos vecinos y miembros de la Plataforma Telde Responde han acompañado a Juanita y su familia. Arístides Rodríguez, portavoz de la Plataforma afirma que "se han vivido horas muy angustiosas.No han dormido y están muy nerviosos. Lo que se está haciendo con esta familia es una injusticia". Rodríguez asegura además que "tanto Sarabel, la hija de Juanita, como su marido, no están por la labor de abandonar la vivienda ni ahora ni nunca".

El desalojo queda ahora pendiente de conseguir un médico que se haga responsable y autorice el traslado del marido y la hija. Según Arístides "si esto no se produce en unas horas se podría forzar el aplazamiento de la orden de desahucio".

El desahucio de Juanita es el primero de una larga lista de desalojos que pueden producirse en los próximos meses. Se trata de 57 familias de la zona afectadas por el mismo caso, por deudas contraídas por sus antepasados en la década de los 60. Las deudas fueron contraídas también con el prestamista Ventura Suárez y como aval pusieron sus propiedades, viviendas y terrenos.
Un año malo de cosecha: la deuda de 1960


Muchos agricultores de Gran Canaria, al igual que el padre de Juanita, solían acudir a prestamistas en años malos de cosecha para hacer frente al coste de las semillas y poder pagar el alimento del ganado.
En el caso de los afectados, el importe que se solicitó fue de 19 mil pesetas, con el compromiso de devolver 20 mil, dos años después.
El padre de Juanita saldó la deuda, algo que constató con un apretón de manos y la presencia de varios testigos.
El único documento que queda de aquella época y que poseen los herederos del prestamista, es el contrato de retro-venta que hizo firmar al afectado.
Este contrato recoge que la casa, que fue puesta como garantía, si no se saldaba la deuda, se cedía el padre de Juanita en régimen de alquiler por valor de 1.600 pesetas al año, algo que desconocían tanto ella como el resto de la familia.
0
0
0
0No hay comentarios