About Taringa!

Popular channels

Famosos a favor y en contra del referendum escoces

El referéndum de Escocia también se libra entre los famosos

Sean Connery, a favor, y J. K. Rowling, en contra, lideran las dos facciones enfrentadas por la futurible independencia del país


La escritora J. K. Rowling y el actor Sean Connery.

“Escocia, quédate con nosotros”, fue la misiva lanzada por David Bowie ya a principios de año tras ser proclamado el mejor artista británico en la última edición de los premios Brit. El esquivo músico, residente en Nueva York, no se personó para la ocasión en ese querido Reino Unido cuya integridad territorial quiere preservar, pero utilizó como eco nada menos que a la supermodelo Kate Moss. Si entonces todos los sondeos auguraban una clara victoria del "no" en el referéndum sobre la independencia escocesa, las tuercas han cambiado en la recta final de la campaña, multiplicando con ello los pronunciamientos de una retahíla de personajes famosos a favor o en contra de la Unión. El denominador común es una elegancia y sentido del fair play del que están adoleciendo los políticos, enzarzados en un agrio debate ante la inminencia del sufragio del 18 de septiembre.

J.K. Rowling, la madre de Harry Potter, ha puesto su fama y también un millón de libras de su fortuna al servicio de quienes defienden que “juntos estaremos mejor” (Better Together). Desde principios del verano, los 3,65 millones de seguidores de su cuenta de Twitter vienen siguiendo las proclamas de la escritora, inglesa de nacimiento pero escocesa de adopción, en contra de la ruptura. “Una separación no sería rápida y limpia: necesitaríamos microcirugía para desmantelar tres siglos de interdependencia”, ha repetido hasta la saciedad esta autora conocida por su filiación al Partido Laborista, cuyos votantes aparecen divididos ante la cuestión independentista y pueden tener la llave del desenlace del referéndum. La prensa inglesa ha querido poner el acento en las críticas lanzadas contra Rowling desde sectores partidarios del "sí", insinuando incluso que su integridad física está amenazada, pero ella no ha consentido entrar en ese lado más feo de la pugna ni perder los papeles.

Figuras de tanto renombre y prestigio como las actrices Judi Dench y Elena Bonham Carter, el científico Stephen Hawking, el presentador televisivo sir Bruce Forsyth, los músicos Mick Jagger y sir Paul McCartney o la leyenda del fútbol inglés Bobby Charlton coinciden en que “la decisión de permanecer o abandonar nuestro país corresponde, por supuesto, sólo a los escoceses, pero queremos hacerles saber cuánto valoramos los lazos de ciudadanía que mantenemos con ellos y expresarles nuestra esperanza de que van a renovarlos”. A esa carta abierta, suscrita hasta la fecha por más de 50.000 personas, se han sumado los nombres de escoceses tan populares como el exentrenador del Manchester United sir Alex Ferguson, la cantante Susan Boyle, que saltó a la fama tras resultar vencedora en un concurso de talentos, y el actor David Tennat, antiguo protagonista de la serie televisiva Doctor Who.

Los “otros” escoceses famosos, aquellos que creen llegada la hora de pasar página, tienen su rostro más destacado en la encarnación de un antiguo espía que estuvo al servicio de su majestad a lo largo de una serie de inolvidables películas. Sean Connery, el 007 más célebre en la saga cinematográfica de James Bond, es un independentista de primera hora que abogaba por la secesión cuando esa posibilidad parecía todavía inimaginable. “La campaña por el 'sí' se ha centrado en una visión positiva de Escocia que se apoya en la igualdad, en los valores democráticos y en la idea de que los escoceses son los mejores guardianes de su futuro”, ha subrayado el actor en un mensaje apoyado por 1.300 figuras del mundo de la cultura. Entre ellos, se han revelado especialmente activos los escritores Irvine Welsh y los actores Brian Cox, el héroe de acción Gerard Butler y su colega Alan Cummings, quien estos días se ha desplazado desde Hollywood (donde participa en la serie de televisión The Good Wife) a Glasgow para participar en la campaña. “El mundo está esperando nuestra decisión y yo sé que Escocia está preparada (para la independencia)", ha declarado Cummings mientras se retrataba haciendo el signo de la victoria frente a los carteles que abogan por el sí. Hasta el grupo Franz Ferdinand ha organizado un concierto por el "sí".

Más socarrón se ha revelado el humorista escocés Billy Connolly, uno de los artistas más queridos en el Reino Unido, ante la votación que en unos días echará la suerte de la Unión. A pesar de las insistencias desde uno y otro bando, Connolly no ha querido posicionarse públicamente en el debate, aunque sí desvelar su única certeza: el próximo 18 de septiembre “los escoceses tendrán, ni más ni menos, que lo que se merecen….”.
0No comments yet
      GIF