FARC-EP aboga por la reconciliación en Colombia

FARC-EP aboga por la reconciliación en Colombia

Las FARC-EP, instaron al presidente Juan Manuel Santos a propiciar una solución de reconciliación entre las partes beligerantes, cuyos diálogos atraviesan por una etapa crucial


Imagen ilustrativa.

Las FARC-EP, involucradas en el conflicto colombiano, instaron al presidente Juan Manuel Santos a propiciar una solución de reconciliación entre las partes beligerantes, cuyos diálogos atraviesan hoy por una etapa crucial, informa PL.

Le sugerimos que el papel que viene asumiendo de activista de la paz y hacedor de la guerra se corresponda más a su deseo de allanar el camino hacia una solución posible de reconciliación y menos a su necesidad de encenderle una vela a dios y otra al diablo, expresó esa agrupación.

Reconocemos que viene siendo azuzado, pero es indispensable el mantenimiento de su serenidad, insistieron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), a través de un comunicado.

A raíz de la muerte de 11 efectivos del ejército durante un reciente enfrentamiento con miembros de la organización insurgente, el mandatario ordenó reactivar los bombardeos contra los campamentos de los guerrilleros, suspendidos desde hacía más de un mes, no así las ofensivas terrestres.

En la declaración el secretariado de las FARC-EP pidió que se divulgue masivamente el informe elaborado por la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas.

Debe enviarse a todos los rincones del país para su estudio y consideración, tanto a las universidades como a colegios, si no se conoce lo que ocurrió en la patria en los últimos cincuenta o sesenta años, no se puede crear una conciencia y una cultura de la paz, insistió la máxima dirección de ese movimiento.

Adicionalmente solicitó la creación inmediata por la mesa de concertación, con sede en La Habana, de un grupo para evaluar los resultados de tal dictamen y sus alcances para la pacificación, así como la responsabilidad del Estado.

Urge hacerlo -agregó la comunicación- para establecer precisamente responsabilidades derivadas de su contenido.

Las FARC-EP llamaron, además, a esclarecer con prontitud las cuestiones relacionadas con el fenómeno del paramilitarismo y sus implicaciones, dentro de los ciclos de encuentros con representantes gubernamentales, que tienen como sede a Cuba desde 2012 para hallar una salida política a la confrontación bélica.

Finalmente pidieron al Gobierno que abra todos los archivos sobre el conflicto armado.

En momentos en que buscamos conjuntamente la paz, les decimos que no le tengan temor a la verdad, subrayó el texto en el que ratificaron también su decisión de mantener el cese el fuego por tiempo indefinido.

Desde el pasado 20 de diciembre las FARC-EP decretaron una pausa en sus acciones bélicas de forma unilateral y convocaron al Ejecutivo a responder de manera recíproca con una paralización total de las hostilidades, opción que la Casa de Nariño condicionó a venideros pactos en la capital cubana.

Las conversaciones entre equipos del Ejecutivo y las FARC-EP llegaron a un momento definitorio al comenzar a debatir los temas más polémicos como justicia transicional, que incluye la definición de penas para los responsables de crímenes de lesa humanidad o graves violaciones a los derechos humanos.