Fibra Optica a Full Antel/EEUU - 64 terabytes por segundo

TECNOLOGÍA

Google y Antel tenderán fibra óptica submarina que unirá Latinoamérica y EE.UU.

Google coordina con Telecom de Brasil, Angola Cables, y Antel de Uruguay, la construcción del cable submarino de fibra óptica que unirá La Florida (EE.UU.) con Fortaleza y Santos (Brasil), y Montevideo.



El tendido submarino tendrá 10.556 kilómetros de extensión y permitirá seis pares de fibra, lo que incrementará la capacidad del ancho de banda total en 64 terabytes por segundo.

Las obras que se espera comiencen antes de finalizar este año, estarán a cargo de las cuatro compañías y finalizarán para 2016. El proyecto total tiene un costo de 400 millones de dólares, de los cuales Antel invertirá en el orden de los 73 millones, los brasileños en el orden de los 66 millones, mientras que Google no reveló sus números de inversión.

El plan permitirá atender la demanda creciente de Internet, en tanto América Latina, con más de 300 millones de personas ya conectadas, es una de las regiones del planeta con crecimiento más acelerado.

Uruguay podrá disponer de “más autonomía y diversificar rutas de conexión”, además de concretar “un ahorro de 195 millones de dólares”, según explicó la presidenta de Antel, Carolina Cosse. Agregó que con este plan “Antel ingresará en las grandes ligas del mercado mundial de venta de capacidad internacional de Internet. Es oportuno, es conveniente y nons permitirá ahorrar además de habilitarnos para hacer nuevos negocios”.

Por su parte el ministro de Industria, Roberto Kreimerman, consideró que el plan es “fundamental para la conectividad de nuestro país”.

Google dio especial reconocimiento al acuerdo

El cable “Monet” que unirá Boca Ratón en La Florida, (EE.UU.) con Montevideo, tendrá dos escalas brasileñas solamente, y Uruguay dejará de estar pendiente de la unión vía Buenos Aires, como existe actualmente.

Google publicó en un comunicado que se trata de un “proyecto enorme que requiere una inversión de cientos de millones de dólares para su construcción y mantenimiento a lo largo de sus varias décadas de vida útil”, al tiempo de recordar que “América Latina cuenta con más personas conectadas que no conectadas”.