Check the new version here

Popular channels

Fiesta del Milagro

Vienen con su esperanza desde todos los rincones






La devoción de los peregrinos del Señor y la Virgen del Milagro no conoce del cansancio ni de los límites del cuerpo. Llevan más de tres días caminando para llegar mañana a las 11 a la Catedral de Salta. Salieron desde Cachi, Payogasta, La Poma, Molinos y Seclantás.
Sobre la ruta provincial 33 los peregrinos se detuvieron varias veces para desayunar, almorzar y descansar. En distintos parajes eran recibidos por los organizadores de la peregrinación a Salta y por los mismos habitantes de los Valles Calchaquíes.
Una veintena de camiones secundaban a los caminantes con alimentos, bebidas y colchones. Además, masajistas voluntarias llegaron desde la ciudad para ayudarlos a recuperarse de los daños que sufrieron en las piernas. Les regalaron medias para lo que les quedaba de camino.
La organización que las iglesias de los pueblos llevaron adelante facilitó que la procesión se realizara sin que faltaran alimentos, ni líquidos.
Un mes antes, las iglesias le pidieron a sus fieles que colaboren con $50 o alimentos no perecederos para la logística y se seleccionaron a los interesados en participar tanto en la cocina como en el transporte de los alimentos y bebidas. Las municipalidades también aportaron camiones para trasladar colchones.
Guadalupe, junto con su esposo, Roberto, participaron de la organización. Mientras ella realiza la procesión, su marido, maneja una camioneta con comida y frazadas. Cada vez que hay una parada, él distribuye entre los peregrinos los alimentos que transporta.
Por una cuestión de organización, los lugareños se agrupan según su localidad. Hay voluntarios que cocinan para los peregrinos de Payogasta, La Poma, Cachi y Molinos.
El camino es cada vez más corto. Mañana temprano arribarán a la Catedral de la ciudad para marcar presencia en la víspera de la procesión del Señor y la Virgen del Milagro.
Llegarán a Cerrillos por la noche donde se bañarán y cenarán en las casas de aquellas familias que se pusieron a disposición de los peregrinos. En la madrugada del sábado partirán a Salta. Pasarán por el barrio Santa Ana donde serán esperados por los vecinos con el desayuno. Cuando pasen por Cofruthos, también serán agasajados.
"Es el tercer año que camino desde Cachi a Salta. Le pido al Señor que cuide a mi familia", dijo a este medio, Ema, una mujer de 31 años que aguardaba que la peregrinación tome su rumbo nuevamente.
El Tribuno también fue al encuentro de la peregrinación de la Puna.
Ayer a la madrugada tras la misa de envío, 2.500 fieles partieron desde San Antonio de Los Cobres hacia Santa Rosa de Tastil.
Mañana llegan a la ciudad.
Con una fe que conmueve, los peregrinos caminan para el encuentro con los santos patronos.
0
0
0
0No comments yet