Canales populares

“flor de la abundancia”: desapareció con 7 millones



Siguen las estafas con la “flor de la abundancia”: una mujer se quedó con $ 7 millones


Se trata de un sistema de “aportes solidarios” que también opera en Tucumán. La iniciadora de la red es de La Rioja y está prófuga.Todo lo que necesitás saber.




Una vecina de Chamical, una pequeña localidad en La Rioja, se hizo con $7 millones a partir de la estafa conocida como "la flor de la abundancia", de acuerdo con la denuncia que publicó el portal local El Federal.

La estafa comenzó en agosto de 2015, cuando la acusada Julieta Magalí Ruiz empezó a convocar a sus vecinos a que paguen $18.000 para ingresar a la organización. Luego les pedía que juntaran a otras ocho personas que quisieran poner ese monto y les daría $146.000. Pero en una ciudad chica, la "avivada" tenía un límite. Y en los últimos días explotó.

El 8 de octubre tenían que cobrar 64 personas, pero pocos lograron hacerlo. El resto, enojados, fueron a buscar a la organizadora. Apenas lograron que los recibiera su abogado, Matías Moyano, quien les hizo una insólita propuesta: "no se puede hacer nada, traigan más gente que quiera poner plata y esto se soluciona".

"El daño es muy grande", contó uno de los afectados. "Hubo gente que entró con toda la familia, dándole a esta ladrona $74 mil. Hubo gente que pidió prestado y otros vendieron cosas para poder entrar, aquí la gente es humilde y todos encontraron una salvación en entrar al telar", añadió.

En las últimas horas, la jueza de Instrucción de la tercera circunscripción Adriana Loureiro libró una orden de arresto contra Ruiz, a quien los vecinos aseguran que dejaron de ver hace varios días.


"flor de la abundancia" se viraliza en grupos de WhatsApp




En las últimas semanas, en diferentes cadenas de mensajes difundidos por Whatsapp circula la propuesta de sumarse a un “fueguito” con una inversión inicial de $3.000; la promesa de que se lograrán $24.000 en dos semanas.

Basado en la estrategia de ventas conocida como marketing multinivel, los “fueguitos” –también llamados “la flor de la abundancia”- consisten en armar círculos de inversores, divididos en niveles, que aporten un capital inicial. Cuanta más gente se sume, más rápido se podrá acceder a un nivel superior y así hacerse con el dinero prometido.

Por ejemplo, las propuestas que circulan por las redes sociales ofrecer armar “fueguitos” de al menos cuatro niveles. En el inferior, denominado “fuego” (puede estar compuesto por ocho personas), se encuentran los recién llegados y los encargados de entregar el dinero. Un nivel más arriba, llamado “aire”, se ubican los que salieron del “fuego” luego de invitar a nuevos integrantes. En el segundo peldaño, “tierra”, están los encargados de brindar apoyo y difundir el “fueguito” mientras que en el nivel superior, “agua”, se ubica la persona que recibirá todo el dinero.

Cuando todos los integrantes del cuarto nivel hayan donado su dinero, el “fueguito” se considerará completo y el total de la inversión será recibida por el individuo del nivel uno (“agua”), que para llegar ahí tuvo que pasar por todos los niveles anteriores. Es ahí cuando se tiene que retirar para dividir el “fueguito” en dos, acomodando a los integrantes originales en el nivel de numeración superior al que poseían en el inicio. Los dos nuevos “fueguitos” necesitarán de nuevos inversores para que la rueda siga girando.

El sistema, que aparenta ser solidario, se nutre todo el tiempo de nuevos inversores y esconde una lógica matemática que hace imposible de sostenerlo en el tiempo, ya que se convierte en una cadena que, sí se rompe, es muy probable que quienes ingresaron al último se queden sin tiempo para recuperar el dinero invertido.

“Este sistema basa su rentabilidad en seguir aportando gente. No hay ninguna inversión genuina ya que es una ‘vaquita’ ilimitada y la rentabilidad está dada en el ingreso. La gente cree que en el fondo hay algo mágico que hace que todo funcione. Si te funciona a vos es porque hay otros a los que no les funcionó”, le había dicho a LA GACETA la economista Jessica Lucas.

Si detrás de una propuesta de inversión ofrecen ganancias inusuales, hay que encender la alarma, según comentó la analista consultada: “todo lo que no sea inversión en algo real, es una estafa. Las inversiones que no sean formales son riesgosas. Aquí ofrecen dinero rápido, con poco a porte, una tasa enorme y no hay que hacer nada. Cumple todas las condiciones para convertirse en una propuesta atractiva, que además incluye a gente conocida”.


¿Dónde denunciar una estafa?


La Procelac sugirió que en caso de recibir una propuesta de este tipo o ser víctima de una estafa, es posible realizar una denuncia penal en las dependencias del Ministerio Público Fiscal de la Nación. Dirección: Tte. Gral. Juan Domingo Perón 667, piso 2, CABA. Teléfono: (011) 6089-9154 / 6089-9077. También se puede enviar un correo a [email protected]


Carlo Ponzi el tiempo te dio la razón ,, gracias por tanto , perdon por tan poco
















0No hay comentarios