Canales populares

FMI, la economía argentina no crecerá este año ni el próximo

El Fondo Monetario Internacional mantiene su pesimismo a la hora de fijar sus proyecciones sobre el crecimiento de la economía argentina. En su Panorama Económico Mundial que difundió hoy (descargar PDF), horas antes del arranque de su asamblea anual del FMI y el Banco Mundial, el organismo dejó por escrito que espera una caída del PBI argentino del 0,3% para este año y una muy tímida recuperación de apenas el 0,1% para el 2016, es decir el primer año económico bajo la gestión de quien suceda a Cristina Fernández de Kirchner.


Las proyecciones de los técnicos del FMI coinciden con las estimaciones privadas, que sostienen que el crecimiento de la economía argentina recién podrá verse en 2017, dependiendo de la suerte que corran las medidas económicas que tome el próximo gobierno, sobre todo en relación al atraso cambiario y la salida del cepo cambiario, una discusión que está ganando voltaje en los últimos días.


En el apartado dedicado a América Latina y el Caribe, el FMI dedica apenas cuatro líneas a la Argentina: señala que el importante gasto público y el creciente gasto privado están compensando la caída de la inversión y de las exportaciones.


En verdad, el FMI reservas más espacio para explicar los ya famosos asteriscos que acompañan la información estadística sobre la Argentina. Uno para señalar los reparos del organismo sobre la estimación del PBI y otro sobre la medición de la inflación.


El FMI recuerda que emitió una "declaración de censura" sobre la metodología aplicada por la Argentina hasta 2013, reconoce las correcciones realizadas en 2014 por el gobierno argentino y finalmente señala que aún resta una declaración definitiva del directorio del FMI sobre la calidad de la información informada por la Argentina. Tomando las nuevas metodologías que adoptó el INDEC, el FMI proyecto que la inflación será de 18,6% este año (contra el 27% que están proyectando las mediciones privadas) y 23,2% el año próximo.


Para la región en general, el FMI señala que la caída del precio de las materias primas es el principal factor para explicar la desaceleración del crecimiento en la región. Puntualiza los problemas que está atravesando Brasil y el ajuste lanzado por Dilma Russef tras obtener la reelección.


También señala el acelerado deterioro que está sufriendo la economía de Venezuela, que están llevando a ese país a un escenario de profunda recesión con creciente inflación.
0
0
0
0No hay comentarios