Canales populares

Fondos buitres: rechazaron un pedido de Citibank y Argentina


El caso podría volver al juez Thomas Griesa para ver si se libera el segundo vencimiento. Ahí se decidirá el alcance del default.


En una decisión expeditiva como lo fue la convocatoria a la audiencia que tuvo lugar el jueves, la Cámara de Apelaciones de Nueva York decidió no hacer lugar al pedido del Citibank y de la Argentina para poder pagar los bonos emitidos en dólares bajo ley argentina.

El juez Griesa autorizó el pago de esos bonos por única vez en julio, pero de ahora en más el Gobierno argentino no podrá pagarlos si no paga al mismo tiempo a los holdouts. El próximo vencimiento tendrá lugar el 30 de setiembre. Serán U$S 181 millones del bono par. El Gobierno no puede hacer llegar a la cuenta de los bonistas U$S 539 millones del último vencimiento de un bono discount que venció el 30 de junio último.

La Cámara de Apelaciones explicó en su fallo que no tiene jurisdicción para revertir la orden en que Griesa estableció que el pago sea por una única vez debido a que la misma no modifica el fallo inicial. Sólo lo clarifica. El fallo inicial es el que prohíbe a la Argentina pagar a los tenedores de bonos reestructurados si no paga al mismo tiempo a los fondos buitres.

El tribunal agregó, sin embargo, que el Citibank y la Argentina pueden volver a la Corte de Griesa para que clarifique nuevamente la instrumentación del fallo inicial.

De hecho, durante la audiencia del jueves, los tres jueces que la presidieron: Reena Raggi, Mary Pooler y Barrington Park, dieron indicios de que el caso debía regresar a Griesa. Cuando el abogado de Argentina, Carmine Boccuzzi, argumentó que los bonos emitidos bajo ley argentina en dólares eran deuda doméstica y no deuda externa, Reena Raggi, la más agresiva de los tres jueces le preguntó por qué no había argumentado eso frente a Griesa.

El Citibank está en una situación imposible porque si cumple con la ley estadounidense, transgredería la ley argentina por lo cual podría ser obligada a cerrar sus operaciones en Buenos Aires. Wagner dijo que tenía una pistola en la cabeza: que si cumple con Griesa ésta seguramente se disparará.

Es difícil pronosticar qué decidirá Griesa si el caso vuelve a su corte. Durante la audiencia que presidió para analizar el mismo tema, el juez dijo una frase que es muy sugestiva: “Yo estaba tratando, en los procedimientos durante este verano, con bonos emitidos bajo legislación argentina, algo totalmente diferente a lo que está cubierto por este fallo (el fallo inicial del 23 de febrero de 2012)”.

Durante esa audiencia, Griesa también dijo que los bonos emitidos bajo legislación argentina no hacen a la esencia de su fallo.
Pero Richard Samp, de la Washington Legal Foundation, no cree que Griesa modifique su orden.

“Casi todos los jueces estadounidenses, después de que han decidido sobre un tema, no vuelven atrás ni lo reconsideran, incluso en el caso de que una de las partes insista en que su decisión original fue incorrecta” dijo Samp a este diario. “Los jueces tienen muchos casos en su agenda y si todo el tiempo reconsideran decisiones pasadas, no tendrían tiempo para resolver todos los otros casos en su agenda”.

Según Samp, para que el Citibank convenza a Griesa de modificar su clarificación, tendría que presentar nuevas pruebas sobre por qué es incorrecta.

El problema es que Griesa ya tuvo sus idas y vueltas con el tema. Al principio autorizó el pago de esos bonos pero luego se corrigió y lo autorizó por única vez. Así la cosas, la saga continúa.

0
0
0
0No hay comentarios