Check the new version here

Popular channels

Fotos a 70 años del fin del horror en Auschwitz

En fotos: Auschwitz, a 70 años de la liberación del campo de concentración
El acto principal se llevará a cabo esta tarde frente a la entrada de la sede donde los nazis exterminaron a más de un millón de personas, en su mayoría judíos, durante la Segunda Guerra; participarán sobrevivientes y los presidentes de Polonia, Alemania y Francia


AUSCHWITZ, Polonia.- Conmoción y recuerdos. Esos sentimientos se hicieron presentes hoy en Auschwitz, 70 años después de la liberación del campo de exterminio nazi, en un acto homenaje del que participaron sobrevivientes del Holocausto y jefes de Estado europeos.

Las primeras ceremonias empezaron por la mañana, en el inmenso campo cubierto de una espesa capa de nieve. Unos cien sobrevivientes de campos de concentración nazis hicieron una ofrenda floral y encendieron velas en el muro de la muerte de Auschwitz, donde honraron la memoria de sus compañeros fallecidos. Estuvieron acompañados por el presidente de Polonia, Bronislaw Komorowski, ya que el campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau se ubica en el pueblo polaco de Oswiecim, a unos 45 kilómetros de Cracovia.

La comitiva accedió al campo a través de la puerta donde figura la famosa inscripción "Arbeit macht frei" ("El trabajo libera" y caminaron en silencio hasta llegar al bloque 11 y al muro de la muerte.

El muro de la muerte se ubica en el patio del bloque 11 y a partir del otoño de 1941 fue el escenario de fusilamientos masivos de prisioneros por parte de las temibles SS.

El muro fue desmantelado por los alemanes en febrero de 1944 y en la actualidad su lugar lo ocupa una réplica.

Los sobrevivientes, hoy en su mayoría nonagenarios, que lograron evadir la muerte donde cerca de 1,1 millones de personas -entre ellas un millón de judíos- fueron exterminadas, pidieron al mundo que hiciera todo lo posible por evitar que el horror del Holocausto se reproduzca. La preocupación por la creciente oleada de antisemitismo en Europa quedaba patente hoy en los numerosos encuentros.

"No hay identidad alemana sin Auschwitz", dijo el presidente alemán, Joachim Gauck, e insistió en que su país tiene una gran responsabilidad para "proteger los derechos de cada ser humano".

"Aquí en Alemania, caminamos cada día ante casas de judíos deportados; aquí en Alemania donde se planificó y organizó su aniquilación. Aquí, el horror pasado está más cerca y la responsabilidad es mucho mayor e imperativa que en otras partes", afirmó.

En la víspera de esta jornada, la canciller alemana, Angela Merkel, había conmemorado ya el aniversario de la liberación de ese campo de exterminio junto con algunos sobrevivientes, asimismo presentes hoy en la ceremonia especial en el Reichstag, sede del Bundestag.

LA CEREMONIA PRINCIPAL


La ceremonia principal está prevista a partir de las 11.30 (hora argentina), bajo una gran carpa instalada a la entrada del campo de Auschwitz II -Birkenau. Antiguos prisioneros, así como un representante de los "Pilares del recuerdo" -donadores generosos del museo- pronunciarán breves discursos. Luego se escuchará el sonido del shofar, un cuerno utilizado en los rituales israelitas, y plegarias judías por los difuntos.

Los participantes se acercarán a pie al monumento a las víctimas de Birkenau, distante a menos de un kilómetro, para depositar flores y encender cirios.

Además de Gauck, participarán de la ceremonia representantes de más de 40 países, entre ellos, el presidente francés, François Hollande, el ucraniano, Petro Poroshenko, el jefe de la administración presidencial rusa Serguei Ivanov representando a su país - ya que Vladimir Putin, quien sí estuvo en 2005, no acudirá porque, según Moscú, no recibió invitación oficial-, y el secretario estadounidense del Tesoro, Jack Lew.

Auschwitz fue liberado el 27 de enero de 1945 por una división del Ejército soviético, los primeros aliados que entraron en el que fue el mayor y más mortífero campo de exterminio nazi, con unas 1,1 millones de víctimas, en su mayoría judíos.

Se estima que, hasta la Capitulación del Tercer Reich, los nazis asesinaron a unos 5,5 millones de judíos, aproximadamente la mitad de los once millones que planearon eliminaron en la Conferencia de Wannsee, celebrada en enero de 1942, en que se planificó la llamada "solución final".

EN FRANCIA

Veinte días después de los mortíferos atentados de jihadistas franceses contra el semanario satírico Charlie Hebdo y un supermercado kosher, Hollande, quien más tarde visitará el Memorial de la Shoah antes de tomar el avión rumbo a Polonia, anunció hoy que reforzará las sanciones contra el racismo y el antisemitismo en su país.

Una medida oportuna ya que el número de actos antisemitas se duplicó en 2014 respecto a 2013 en el país, con un aumento del 130% de las agresiones físicas, según anunció este martes el Consejo Representativo de las Instituciones Judías de Francia.

Francia tiene la mayor comunidad judía de Europa y la tercera del mundo tras Israel y Estados Unidos, con entre 500.000 y 600.000 personas.

El "azote" del antisemitismo "lleva a algunos judíos a interrogarse sobre su presencia en Francia. Franceses de confesión judía, su lugar está aquí. Francia es su patria", declaró el presidente francés.

Hollande recordó, asimismo, que el gobierno había tomado todas "las disposiciones necesarias para que las sinagogas, los comercios, las escuelas y los centros de la comunidad judía sean protegidos".

"UN GRITO DE DOLOR"

"Auschwitz es un grito de dolor que, en ese gran sufrimiento, está pidiendo un futuro de respeto, de paz y de encuentro entre los pueblos", escribió hoy el papa Francisco en su cuenta de Twitter.





















































0
0
0
0No comments yet