Francia y Gran Bretaña se suman a los ataques en Irak

El presidente François Hollande y el primer ministro David Cameron "expresaron un fuerte apoyo a nuestras acciones y están de acuerdo en apoyarnos en la asistencia humanitaria que ofrecemos a los iraquíes que más sufren", dijo el mandatario en una conferencia de prensa en la que aclaró que Estados Unidos no tiene prevista una fecha para el fin a los ataques aéreos contra los yihadistas del Estado Islámico (EI).



"No creo que vayamos a resolver este problema en unas semanas", estimó Obama. "Esto tomará tiempo", añadió, y precisó que Estados Unidos decidió intervenir porque el avance de los yihadistas del EI fue "más rápido" que lo esperado por los servicios de inteligencia.

El mandatario de EEUU dijo además que los bombardeos han destruido armas y equipo de los yihadistas en Irak, que hubieran podido utilizarse contra Erbil, la capital kurda.

Obama adelantó que Estados Unidos continuaría proporcionando asistencia y asesoría militar al gobierno de Bagdad y a las fuerzas kurdas, pero insistió en varias ocasiones en la importancia de que Irak forme su propio gobierno integrado.