Check the new version here

Popular channels

Francisco le pidió a China que dialogue con el Vaticano

Reclamó al gigante asiático que deje de lado el temor de que los cristianos van como "conquistadores que quieren quitárles a sus pueblos su identidad".



En una jugada audaz, no exenta del riesgo de ser desairada, el Papa Francisco buscó hoy un acercamiento hacia China, que no tiene relaciones diplomáticas con el Vaticano y donde la Iglesia católica sufre persecución y sus fieles deben desenvolverse en la clandestinidad para el ejercicio de su culto. Durante un discurso que pronunció en Haemi, a 100 kilómetros de Seúl, ante los obispos de Asia, el pontífice instó sin nombrarlo al gran país asiático a abrirse al diálogo con la Santa Sede y a que deje de lado el temor de que los cristianos vienen a estas latitudes como "conquistadores que quieren quitárles a sus pueblos su identidad".

"En ese espíritu de apertura hacia los otros (que los católicos debemos tener), tengo la total confianza en que los países de este continente con los que la Santa Sede no tiene aún relación plena avancen sin vacilaciones en un diálogo que beneficiará a todos", dijo el pontífice.En rigor, su anhelo alusión no involucra sólo a China. Hay otros países asiáticos que no tienen relaciones diplomáticas como Corea del Norte y Birmania (con Vietnam se iniciaron contactos para el nombramiento de obispos). Pero el gran desafío para la Iglesia católica es poder actuar libremente en China.

Por si quedaba alguna duda del principal destinatario de sus palabras, Francisco se salió de su discurso e improvisando aclaró: "Estos cristianos no vienen (a estas latitudes) como conquistadores, no vienen a quitárles su identidad (a estas naciones), traen la suya respetando la ajena, pero quieren caminar con todos, y después el Señor hará la gracia: alguno pedirá el bautismo, otro no, pero siempre caminando todos juntos". Es que para las autoridades chinas, el catolicismo "exporta" una cultura occidental que conlleva un deseo de democracia y libertad de expresión que choca contra el régimen comunista de Pekin.

Con todo, la movida del Papa se produce en tiempos de pequeños gestos entre el Vaticano y China como la carta que Jorge Bergoglio le envió a presidente chino Xi Jinping cuando fue elegido Papa y la autorización de Pekin para que el pontífice sobrevuele su espacio aéro con motivo de su viaje a Corea, lo que convirtió al pontífice en el primero en hacerlo. China interrumpió las relaciones con la Santa Sede en 1951 cuando el comunismo llegó al poder. Actualmente, tiene unos 12 millones de católicos entre los que están en una Iglesia que responde al régimen y la que dificultosamente responde a Roma.

Francisco finaliza este lunes su viaje de cinco días a Corea.





Auspicia este post:

0
0
0
0
0No comments yet