Check the new version here

Popular channels

Francotiradores de las guerras mundiales: Simo Häyhä, mas co


Francotiradores de las guerras mundiales: Simo Häyhä, mas conocido como "La Muerte Blanca"












Uno de los grandes protagonistas individuales de las batallas que tuvieron lugar durante la II Guerra Mundial fue el francotirador finlandés Simo Häyhä, uno de los más efectivos de la historia (con 545 muertes atribuidas a su puntería), y factor fundamental para la resistencia finlandesa frente a la invasión rusa en la llamada Guerra de Invierno, que tuvo lugar entre 1939 y 1940. Durante este enfrentamiento bélico entre el poderoso Ejército Rojo y la humilde resistencia de Finlandia, de inesperado resultado ambiguo, Simo Häyhä fue nombrado por los soviéticos como Belaya Smert, es decir, "La Muerte Blanca".








Häyhä era un pequeño granjero y cazador que medía poco más de un metro y medio. Cuando en 1939 la Unión Soviética invadió Finlandia, Häyhä, que solo había pasado por el ejército para hacer el servicio militar obligatorio, tomó su rifle M28 Pystykorva y un traje de camuflaje blanco como la nieve, y se puso a las órdenes del ejército, valiéndose de su puntería, su ingenio y su gran conocimiento de los recovecos de los helados bosques finlandeses.











Pronto, su efectividad mortal fue tal que los rusos pusieron precio a su cabeza. Se organizaron operaciones únicamente para acabar con él, pero los soldados rusos que lo iban a buscar no regresaban. No solo soldados fueron enviados en su búsqueda, sino incluso otros francotiradores, y grupos enteros de ellos, fueron invertidos en dar con él, pero fue en vano: La Muerte Blanca siguió actuando con sigilo y astucia (se dice que no usaba mirilla y que guardaba nieve en la boca para no ser divisado por su aliento) hasta generar 700 bajas, entre muertos y heridos, en el Ejército Rojo. Si bien Rusia logró anexarse, terminado el conflicto armado, el 10% del territorio de Finlandia y el 20% de su capacidad industrial, este resultado fue muy inferior al que se esperaba teniendo en cuenta la diferencia de fuerzas, y el Ejército Rojo debió lamentar numerosas bajas y un repentino descrédito militar en plena Guerra Mundial… entre otras cosas por la maestría irrepetible de un francotirador silencioso, llamado Simo Häyhä. Un pequeño hombre que, al ser preguntado acerca del secreto de su notable habilidad, respondió simplemente: “práctica”.




Parece Baraka .-.

0
0
0
0No comments yet