Check the new version here

Popular channels

Frigerio y las enseñanzas de la primera experiencia...

BIENVENIDOS A MI VIRGOCRAP







Frigerio y las enseñanzas de la primera experiencia transversal de la Argentina



Rogelio Frigerio, de quien hoy se cumplen 100 de su nacimiento, es el inventor de la primera transversalidad entre el radicalismo y el peronismo. Su experimento suponía una enorme audacia. Se trataba de reconciliar al presidente de la UCR, Arturo Frondizi, con el líder del movimiento que había mandado a encarcelar a cientos de opositores, muchos de ellos radicales, a dos años del cruento golpe de la Libertadora.







Frigerio no era radical. Nació a la política en un grupo marxista, que ambiguamente se relacionaba con el Partido Comunista, pero se alejó porque lo consideraba ajeno al debate de las cuestiones nacionales. Por esos años conoció a los que serían sus amigos de varias batallas, Baltazar Jaramillo, Marcos Merchensky, Narciso Machinandiarena y Eduardo Aragón Aguirre, con quienes más tarde fundó la primera etapa del semanario Qué, en 1946.

​Como no le gustaba el sesgo que estaba tomando la revista, contraria al ya elegido presidente Juan Domingo Perón, se fue enseguida. De todos modos, Qué tampoco soportó mucho más. Cuando salió la edición 57, con una entrevista a Libertad Lamarque ilustrada con una importante producción fotográfica, donde la actriz contaba su tormentosa relación con Eva Duarte, "un oscuro oficial público se presentó en la imprenta el 3 de setiembre de 1947, poco antes de su distribución y ordenó guillotinar todos los números. Simultáneamente, Raúl Apold, el secretario de medios de Perón, convino con los gremios bloquear cualquier posibilidad de imprimir nuevas ediciones", cuenta Mario Morando en Frigerio, el ideólogo de Frondizi, una biografía de imprescindible lectura.

​En esos años difíciles para los intelectuales de clase media, Frigerio siguió leyendo apasionadamente, mientras se dedicaba a atender el negocio de la familia, las "Tiendas Frigerio", dispersas en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires. Más tarde, cuando sus amigos volvieron a buscarlo para otra vez editar Qué, se produjo el encuentro con Frondizi, el más marxista de los radicales.

​El semanario necesitaba financiamiento y Frigerio pensó que respaldar a uno de los que sonaban para presidente en las elecciones que la dictadura de Aramburu prometía, sería una buena manera de obtenerlo. Frondizi, austero y con tendencia a la depresión, encontró en Frigerio, enérgico y optimista, una inteligencia incansable, capaz de convocar a los mejores pensadores de la época, y una vocación original: la necesidad de integrar a peronistas con antiperonistas, al empresario con el obrero, al campo con la industria, a la Nación con el mundo.


FIN DEL POST
0
0
0
1
0No comments yet