Fuerte paro del Senasa por bono navideño

PLUS DE $4.000

Fuerte paro del Senasa por bono navideño paraliza las exportaciones


Los trabajadores del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) comenzaron este martes (11/11) un paro por 96 horas en reclamo de la reapertura de paritarias y un bono navideño de $4.000 a tono con las demandas de los gremios del Interior del país que en 7 provincias lograron ese beneficio, aunque con distintos montos. La medida de fuerza paraliza las exportaciones e importaciones de todos los productos de origen animal y vegetal generando fuertes pérdidas y la imposibilidad al Estado de captar divisas.
11/11/2014|13:12


 
Los trabajadores del Senasa, de paro.


VALOR AGREGADO






CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- "La medida dispuesta se lleva a cabo ante la falta de respuesta del Estado empleador a nuestros reclamos, que datan desde hace años, y paralizará las exportaciones e importaciones de todos los productos de origen animal y vegetal, y material productivo que se exporta e importa por vía aérea", anunció en un comunicado de prensa el personal profesional, técnico y administrativo del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) que esta madrugada inició un paro nacional de actividades por 96 horas en reclamo de la reapertura de las paritarias, una recomposición salarial y "un bono de fin de año de cuatro mil pesos", entre otras demandas.

Según precisó el portal Mundo Gremial, el personal profesional, técnico y administrativo informó además que “no se efectuarán los controles de equipajes, quedando el país expuesto al ingreso de enfermedades y plagas que se propaguen en el territorio nacional con la consiguiente consecuencia de afectar las producciones agropecuarias y el riesgo de perder los mercados internacionales para nuestros productos por falta de garantía fito zoosanitaria".

A través de un comunicado firmada por la seccional bonaerense de ATE, los trabajadores ratificaron que la huelga se extenderá durante cuatro días y destacaron que se responsabiliza por la medida de fuerza y la consecuente "paralización de controles", a "quienes tienen el poder de llevar a cabo las soluciones concretas de los reclamos efectuados".

Exigen "la inmediata apertura de la negociación paritaria sectorial SENASA, para discutir y obtener todos los adicionales que quedaron inconclusos con la aplicación del escalafón". También, "la equiparación salarial con otros organismos del Estado nacional con los cuales compartimos tareas de campo pero en muy inferiores condiciones salariales, como AFIP, Aduana, Migraciones, INTA".

Además, se pidió la "urgente autorización por parte del Ministerio de Economía de la ampliación de partidas presupuestarias solicitadas para poder mantener el organismo su capacidad operativa hasta fin de año" y "un bono de fin de año de cuatro mil pesos para todos los Trabajadores de SENASA".

A la medida se sumó la Asociación de Profesionales Universitarios del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación (Apumag), que reclama frente a lo que denominan "la permanente desjerarquización salarial de los profesionales del Senasa. Por el progresivo desfinanciamiento y recortes presupuestarios al Organismo y la puesta en peligro de los controles sanitarios y la fiscalización de los alimentos que consume la Argentina y que se exportan al mundo".

Según explicó el diario El Cronista, la medida no tomó de sorpresa a los exportadores de cereales “se los habían adelantado la semana pasada”, pero es casi imposible cambiar los cronogramas de llegadas de los buques granarios.

Es por eso que, a pesar de que se paralizarán todos los envíos al exterior de agroalimentos de todos los puertos, aeropuertos y pasos fronterizos terrestres de todo el país, si solo se toman los arribos programados a los puertos de San Lorenzo –donde se concentra el mayor polo exportador de cereales del país; le medida afectará envíos por alrededor de US$ 242.644.560.

A eso hay que sumarle el costo del retraso en la carga de los buques –alrededor de US$70.000 diarios–porque, al no poder operar durante dos jornadas, no se podrán embarcar estos envíos ni los programados para el jueves y viernes próximos.

La situación podría generar un nuevo conflicto ya que para poder cumplimentar toda la tarea que quede sin hacerse durante la huelga, el personal del Senasa debería realizar horas extra, pero como parte de este conflicto es consecuencia de que el Ministerio de Economía "está demorando la remisión de partidas de dinero por servicios prestados y cobrados y que no han llegado a los trabajadores", será más que complicado la recuperación del tiempo.