Canales populares

Fuerzas sirias aniquilan a 50 terroristas en frontera libane



Las fuerzas del Ejército sirio y del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) han abatido a al menos 50 integrantes del grupo terrorista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL o Daesh, en árabe) y del Frente al-Nusra, vinculado a Al-Qaeda.

De acuerdo con el informe de este sábado del denominado Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), este balance es el resultado de los enfrentamientos registrados entre las partes durante las jornadas del viernes y el sábado en la región de Al-Qalamun, cerca de la frontera libanesa.

El director del OSDH, Rami Abdel Rahman, ha comunicado también la muerte de siete efectivos sirios y libaneses en esos combates.

A su vez, una fuente militar siria ha confirmado que “el Ejército repelió a los terroristas que trataban de entrar desde territorio libanés a la región de Al-Qalamun, matando a la mayoría de ellos”.

Esta hazaña de las fuerzas sirias y libanesas tiene lugar después de que, el viernes, combatientes tribales sirios lograran expulsar a los miembros del EIIL de varias zonas ricas en crudo, en la provincia de Deir al-Zur, en el este de Siria.

Por otro lado, Yaqub al-Omar, un cabecilla de Al-Nusra, ha perdido la vida en la madrugada de este sábado como consecuencia del estallido de una bomba en su vehículo, estacionado en la localidad de Jan al-Subol, en la ciudad de Idlib (noroeste).

De acuerdo con el OSDH, en ese atentado, han resultado heridos también dos de sus hijos.

Yaqub al-Omar fue sucesor de Abu Mohamad al-Ansari, asesinado en abril en la localidad de Al-Malihe, en el este de la capitalina ciudad de Damasco, por los terroristas del EIIL, un grupo rival del Frente al-Nusra.

Desde hace varios meses, el territorio sirio es testigo de conflictos internos entre los terroristas que han minado la paz y la seguridad de este país desde hace más de tres años, pues los otros grupos terroristas acusan al Frente al-Nusra de querer expulsarlos de su región con el objetivo de establecer un “emirato” propio emulando los pasos del EIIL.

El viernes, el ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid al-Moalem, criticó el rechazo de las potencias occidentales a reconocer que su apoyo a los grupos terroristas en la devastadora guerra en su territorio haya causado el sufrimiento de los sirios.

Desde mediados de marzo de 2011, Siria es escenario de disturbios que protagonizan grupos terroristas, financiados y dirigidos por algunos países occidentales y varios regionales, para derrocar al Gobierno constitucional del presidente sirio, Bashar al-Asad.
0
0
0
0No hay comentarios