Canales populares

Ganó el pueblo: La Policía Metropolitana no usará las taser


Aunque cuenta con un fallo favorable de la Justicia, la Ciudad desistió de incorporar esas armas eléctricas a la fuerza policial. La decisión fue confirmada por fuentes del Ministerio de Seguridad porteño


Luego de varios años de discusiones, finalmente el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires desistió de dotar a la Policía Metropolitana con las pistolas eléctricas Taser. La decisión fue confirmada por fuentes del Ministerio de Seguridad porteño a Infobae.

"Nunca se compraron Taser y para el 2015 no está previsto adquisición alguna. Ni siquiera están presupuestadas", argumentó una alta fuente del ministerio, a pesar de un fallo favorable emitido por el Tribunal Superior de Justicia de la ciudad para su adquisición.

La discusión sobre la incorporación de estas armas no letales comenzó en 2010, cuando la Policía Metropolitana daba sus primeros pasos. En ese momento aparecieron objeciones que apuntaban tanto a muertes ocurridas por su uso en otros países como al peligro de que sean utilizadas como picanas.

Entre las críticas, la compra de las Taser se judicializó. La acción fue iniciada por un hombre que había solicitado que se impidiese a la Policía Metropolitana el uso de esas armas por considerarlas un elemento de tortura.

inco años de iniciado el proceso, el fallo del Tribunal Superior porteño del mes pasado pareció abrir el camino a la compra de esas pistolas. Incluso el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, expresó públicamente que estaría de acuerdo con dotar de esas unidades a las fuerzas federales: "No dudaría que mis policías en algunos lugares las tuvieran".

"El llamado a licitación fue por 5 armas de ese tipo para conocer su funcionamiento sobre todo en ámbitos reducidos o en personas descontroladas", explicó la fuente ministerial consultada y puso como ejemplo el reciente caso de la médica acuchillada en Puerto Madero. Según los funcionarios porteños, el empleo de una Taser en ese momento hubiese evitado ese homicidio.

Aunque el Comité contra la Tortura de la ONU desaconseja su empleo por el daño físico y psicológico que pueden provocar, estas armas no letales están en uso en los Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Australia y Brasil, entre otros países.


MIENTRAS TANTO EN LA VILLA



FIN DEL POST


0
0
0
0No hay comentarios