Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?


Cuppy, un felino de 14 años, residente de California en Estados Unidos se ha ganado el apodo de “bola de furia”, después de mantener encerrada a su propia dueña.

Según el sitio Metro. La mujer que cuida del animal y su pareja fueron atacados en varias ocasiones por el gato, que no les permitía salir de su dormitorio. Al parecer, la mascota se enfureció después de que la mujer se levantará a media noche para ir al baño.

Después de varias horas de tensión, la pareja llamó a la policía. Los agentes llegaron al lugar con armas de fuego, para tranquilizar al gato.

En la galería también les compartimos la fotos del "intimidante" y tierno Grumpy Cat.