Canales populares

Gays & inseminación casera: no pueden anotar a su bebé

Las dos mamás de Ciro: "Este caso es una cuestión de vacío legal"


]Desde el Registro Civil confirmaron que les ofrecieron a las dos mujeres que hicieron una inseminación casera para tener un hijo, "iniciar una adopción integrativa".

ENTRE RIOS OTRA VEZ EN EL TAPETE DE LO INSOLITO...



Un caso emblemático se desarrolla en el norte entrerriano, en el departamento La Paz. Entre las dos, planearon tener un hijo. Lograron conseguir un donante de semen por cuenta propia y concibieron juntas a Ciro: en su casa, una de ellas inseminó a la otra de forma manual.

En el Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná hay una oficina del Registro Civil. Allí dio a luz Agustina a fines de junio. "Apenas nació Ciro, a las poquitas horas, fue inscripto con la filiación de su mamá biológica, la que lo llevó en su vientre", le contó a AHORA la directora general del área a nivel provincial, Vanesa Visconti.

"La situación particular de estas chicas es que realizaron una técnica de reproducción que no está legislada", señaló la funcionaria. Sucede que el Código Civil a partir del artículo 558 y subiguientes determina cuáles son las formas que se reconocen para la filiación, que son la natural, la adopción y mediante la técnica de reproducción asistida, pero "realizada dentro un organismo médico asistencial aprobado, no de forma casera", indicó la jefa del Registro Civil de Entre Ríos.

Es que la ley ordena un documento llamado "Consentimiento Previo, Libre e Informado" que se otorga en el marco de una inseminación médica asistida pero que obviamente, no se obtiene no cuando ésta se realiza de manera casera. "Toda vez que una mujer se hace fertilización o inseminación se firma ese documento y si el embarazo llega a término y nace un bebé, eso se debe protocolizar y con eso se inscribe el niño en el Registro. Ellas, al hacerlo por fuera del organismo médico asistencial, no cuentan con este documento", explicó Visconti.

Además, "las chicas tuvieron al bebé fuera del matrimonio", añadió la funcionaria. "El momento en que se inscribe al niño es cuando nace, y allí no se dio ninguna de estas dos cuestiones: la del matrimonio previo ni la de la inseminación por reproducción asistida", sostuvo.

DERECHO A LA IDENTIDAD





"Ellas dicen que el Registro Civil les impide la identidad del niño, pero eso no es real. Lo que hacemos es garantizarla, por eso lo inscribimos con la mamá", introdujo la jefa del Registro Civil en la provincia.

La posición del Estado en este punto es que "la identidad va más allá de un nombre y un apellido: hay una identidad que es mucho más profunda, que tiene que ver con una identidad biológica que el niño tiene derecho a conocer: sus orígenes y raíces", indicó Visconti.

"Quiero que quede claro que nosotros no discutimos la forma de armar la familia ni el amor que tienen las dos mamás con Ciro, eso está clarísimo", sostuvo ."Pero lamentablemente, no podemos priorizar el amor antes que una cuestión legal, ya que somos un organismo del Estado que tiene normas que cumplir", concluyó.

Lo cierto es que más allá del vacío legal que impide registrar a Ciro como el hijo de dos mamás, Valeria y Agustina son justamente eso: las madres que el niño reconocerá como propias, que lo criarán en la diversidad y el amor, más allá de lo que pueda decir un papel.

Agustina Brunetto, de 31 años, y Valeria Tavecchio, de 42, viven en la ciudad de Santa Elena y son pareja desde hace cuatro años. En busca de formar una familia, consiguieron un donante de esperma y realizaron una inseminación casera que derivó en el embarazo de Brunetto. Hace 20 días, en el hospital San Roque en Paraná, nació Ciro. Las mujeres pugnan por inscribirlo como hijo de ambas, pero desde el Registro Civil se advirtió que es imposible porque no encuadra en las leyes vigentes.


"Hay una suerte de vacío legal pero no lo podemos resolver administrativamente"


"Hay una cuestión legal, el Código Civil prevé tres fuentes de filiación: por naturaleza, por técnicas de reproducción asistida, o por adopción. Este caso encuadraría, en principio, en reproducción humana asistida pero ahí registra el primer escollo porque la ley regula las técnicas que se han dado dentro de establecimientos médicos asistenciales y el caso de las chicas de Santa Elena se dio de manera casera", explicó Visconti.

Y continuó: "Independientemente de esto, queremos aclarar que la cuestión no es porque se trate de dos mujeres, sino porque hay un impedimento legal, porque toda vez que hay técnicas de reproducción asistida, la ley exige que exista un documento que se llama consentimiento previo libre informado".



FUENTES. WWW.9AHORA.COM Y WWW.ELONCE.COM
0No hay comentarios