Gemelo con síndrome de Down es abandonado por sus padres



Una pareja australiana recurrió a un vientre de alquiler para gestar a sus gemelos, como uno de ellos nació con síndrome de down, sólo se quedaron con el "sano".

Australia.- Pattaramon Chanbua es una mujer tailandesa que alquiló su vientre para que una pareja australiana pudiera gestar a sus hijos, un par de gemelitos.

La mujer recibió un pago de 16 mil dólares australianos (unos 196 mil pesos mexicanos) por parte de la pareja, ella al ser muy pobre aceptó la oferta y dio a luz a sus gemelitos. Sin embargo uno de ellos nació con una condición cardíaca congénita, infección pulmonar y síndrome de Down.

Gammy, como han llamado al bebé, fue rechazado por sus padres debido al síndrome de Down.

Luego de pasar algunos días en Tailandia, los padres de Gammy y su hermana gemela completamente sana, decidieron regresar a Australia pero sin él, abandonándolo en el hospital junto a su madre biológica.

El caso ha desatado controversia en Australia, la sociedad se ha pronunciado para que exista un mejor control respecto a la reproducción asistida.

Chanbua aseguró que la pareja australiana le sugirió que abortara, pero ella se negó porque eso va en contra de sus creencias, el budismo. La mujer advierte que no tiene recursos para cuidar a Gammy pero que se compromete a cuidarlo y velar por su vida.

"¿Por qué tiene que pasar por todas las dificultades? Lo amo, es como si fuera mío", aseguró Chanbua.

La historia ha provocado reacciones en todos los niveles de la sociedad australiana. El primer ministro de ese país, Tonyy Abbott, lamentó que algunos ciudadanos sean capaces de abandonar a un bebé de esta manera.

"Esta historia ilustra algunas de las dificultades relacionadas con este negocio en particular (vientres de alquiler)", advirtió Abbott que pertenece a la corriente política conservadora. Así mismo dijo que intentarán apoyar a la madre tailandesa, "Vamos a ver que se puede hacer", dijo.

Por su parte, Rachel Kunde, directora de Maternidad de Alquiler Australia, describió la situación: "Alguien abandonó un bebé, lo separó de su (hermana) gemela, y lo hizo realmente sin tener en cuenta que era su hijo, lo que es algo inconcebible".

Kunde afirma que para que estos crueles casos no se repliquen, es necesario modificar la regulación respecto a la reproducción asistida en Australia y así impedir que los ciudadanos de ese país oceánico viajen a otras naciones para rentar vientres.

Trasciende que en los estados australianos de Nueva Gales del Sur y Queensland, y Canberra, están prohibidas alternativas como las del vientre de alquiler, para los ciudadanos que por alguna razón no puedan tener hijos.

Tras la indignación de la sociedad al conocer su caso, ahora Grammy es objeto de una campaña internacional en internet, con la que se busca recaudar 150 mil dólares (1 millón 977 mil pesos mexicanos) para un fondo especial. Hasta el momento el movimiento "Hope for Gammy" (Esperanza para Gammy) ha logrado reunir 120 mil dólares, si quieres contribuir entra en este link: HopeForGammy